Estados Unidos

Cruceros quedan en una encrucijada legal en Florida

Si bien los CDC abrieron una posibilidad concreta para que los cruceros vuelvan a operar, el estado de Florida dictó una ley que atenta contra esa reactivación.

La situación de la industria de cruceros en Estados Unidos es por lo menos confusa. A las pérdidas millonarias producto de la suspensión de las operaciones, se suma ahora una medida que deja a las navieras en un limbo legal.

Según la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA, por sus siglas en inglés), que representa al 95% de las compañías que operan cruceros, de marzo a septiembre de 2020 esas empresas registraron pérdidas globales por US$ 77 mil millones, US$ 23 mil millones en salarios y 518 mil puestos de trabajo.

Tras un año con los barcos amarrados, ahora se abre la posibilidad de que los cruceros vuelvan a operar desde algunos puertos clave de Estados Unidos, como es el de Florida.

Los Centros para el Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) han condicionado la reactivación a la vacunación del 98% de la tripulación y el 95% de los pasajeros, entre otras medidas.

Además, los CDC anunciaron que permitirán que los cruceros hagan viajes de pruebas con pasajeros voluntarios.

Leer más: Cruceros: CDC avanza en la rehabilitación

La encrucijada de los cruceros en Florida

No obstante, días atrás esta posibilidad de volver a navegar se vio virtualmente coartada por una nueva ley de Florida que prohíbe el uso de un pasaporte de vacunación de Covid-19, que los cruceros deberían cumplir.

“En aras de la libertad y privacidad, la orden firmada por el gobernador Ron DeSantis prohíbe a cualquier entidad gubernamental emitir pasaportes de vacunas y evita que las empresas exijan dicha documentación a los consumidores”, asegura la Agencia EFE y añade que “esa medida es, sin embargo, contraria a la directiva federal de los CDC que condiciona la reactivación de cruceros, posiblemente en julio, a la vacunación de la tripulación y los pasajeros”.

cruceros florida estados unidos.jpg

Las expectativas de NCL y Carnival

En este contexto, Norwegian Cruise Line (NCL) señaló que el Caribe podría ser una opción para sus operaciones. Respecto de la orden de los CDC, NCL afirmó que planea comenzar con un mandato de vacunación del 100 % para los pasajeros de cruceros.

Por su parte, desde Carnival afirmaron que la expectativa es reanudar en julio los cruceros desde Florida y también desde Texas.

"Estamos trabajando diligentemente para reanudar la navegación en Estados Unidos y cumplir con las pautas de los CDC", señaló Carnival en un comunicado.

La naviera espera comenzar a operar con el Carnival Vista y el Carnival Breeze, en Galveston (Texas), y con el Carnival Horizon, en Miami.

"Seguimos teniendo discusiones constructivas con los CDC, pero aún tenemos muchas preguntas sin respuesta", manifestó Christine Duffy, presidenta de Carnival Cruise Line.

Además, Carnival aseguró que si puede encontrar una solución para permitir que los cruceros visiten Alaska, el Carnival Miracle asumirá algunas de las salidas del Carnival Freedom desde Seattle.

Temas relacionados

Notas de tapa