Pospandemia

Latam Airlines: ¿Cómo es el plan para salir del Capítulo 11?

En la etapa final del Capítulo 11, Latam Airlines presentó su plan de negocios hasta 2026. Espera recuperarse para 2024: planea ser más pequeña y eficiente.

Como parte de todo proceso de reorganización judicial bajo la protección del Capítulo 11, la empresa concursada debe presentar un business plan ante la Justicia y los acreedores. Básicamente, se trata de una iniciativa que la debería llevar a recuperar la rentabilidad con la que, en el mediano plazo, asumir el pago de las deudas reorganizadas en la convocatoria. Latam Airlines llegó a esa instancia y acaba de presentar su business plan.

Latam Airlines: el punto de partida

Obviamente, el plan comienza haciendo un semblanteo de la situación actual. En tal sentido, el grupo espera cerrar el año con una oferta de 75 mil millones de ASK (Available seat-kilometer, Asientos-kilómetros disponibles); ingresos por US$ 4 mil millones y un beneficio bruto de explotación (Ebitda) de US$ 321 millones. “Las restricciones diezmaron la demanda, forzando a Latam a enfocarse inmediatamente en la preservación del efectivo”, afirma el plan. “Las operaciones disminuyeron al 5% en abril de 2020, con relación a abril de 2019. Para mayo de este año, treparon al 31%, siempre en comparación con mayo de 2019”, dice Latam. La buena noticia es que el negocio de carga “vio una mayor demanda a medida que la capacidad del vientre global disminuyó drásticamente”.

Pero más allá de la pandemia, y con 74 millones de pasajeros transportados en 2019, Latam es el grupo aéreo latinoamericano que más pasajeros transporta. Duplica a la segunda compañía del ránking (Gol con 36 millones) y la 14ava. a nivel mundial. Los ingresos en 2019 llegaron a US$ 10.400 millones. El 45%, el mayor aporte, proviene de los vuelos internacionales; en segundo lugar aparecen los vuelos en Brasil, con el 25%. Asimismo, es en Brasil donde más factura.

Vale remarcar que solo en Chile, con el 54% y en Perú, con el 63%, Latam Airlines supera el 50% de market share en el mercado doméstico. En Ecuador, Colombia y Brasil, las participaciones son inferiores (32%, 25% y 38%). Dentro de Sudamérica con un 44% y entre Sudamérica y Sur del Pacífico, con un 45%, acaparan la mayor parte del negocio de Latam.

El primer paso a la recuperación

Por lo pronto, las proyecciones del plan hablan de, entre 2022 y 2026, volverse más rentable que en los años inmediatos previos al Covid. Por lo pronto, en 2024 se alcanzaría el mismo nivel de oferta que 2019; los ingresos para 2026 deberán ser un 13% superiores a los de 2019 y con un margen operativo del 11,2%.

Según Latam habrá “un exceso de capacidad en 2022/2023 mientras se recupera la demanda y una convergencia a una nueva normalidad para 2024/2025”. “La competitividad de costos ha sido y sigue siendo un enfoque clave para Latam”, afirma el business plan.

Esta mejora sustancial en los números se relaciona con “iniciativas de ahorro de costos que se implementarán en 2021 para contener la escalada de costos; un redimensionamiento exitoso, ahorro de costos y contención de liquidez durante la pandemia; acuerdos de flota, mano de obra y proveedores de tamaño correcto y renegociados y el diferimiento de inversiones no críticas”. En concreto, Latam reduzco su plantilla en un 34%, pasando de 42 mil trabajadores en 2019 a 28 mil en 2021, combinado con reducciones en salario y jubilaciones anticipadas del segundo trimestre al cuarto trimestre de 2020. Además, se renegociaron alquileres de aviones basados en el principio de “pagar solo por el uso” para la mayoría de la flota de Latam, que en ciertos casos se extienden hasta 2023, y asegurando reducciones en tarifas fijas”. Además, se subcontrataron diversas funciones, incluido el personal de apoyo en los aeropuertos, convirtiendo eficazmente una estructura de costos fija en una variable, más eficiente. Por último, se renegociaron más de 600 contratos con vendedores y proveedores, lo que resulta en menores o más variables estructuras de tarifas.

Las previsiones de Latam hablan de una recuperación del tráfico para el último trimestre de 2021, en Chile y Uruguay; para el segundo trimestre de 2022, en Argentina, Perú y Colombia; para el tercer trimestre de 2022, en Brasil y Ecuador; y para el primer trimestre de 2023, en Bolivia y Paraguay.

De hecho, Latam planea ofertar los mismos volúmenes que en 2019, recién en la segunda mitad de 2022, en los mercados domésticos. Para los regionales, esa recuperación se retrasará al último trimestre de 2023, y para los vuelos internacionales largos, tercer trimestre de 2023.

La meta: 2026

El objetivo de Latam, para 2026, es alcanzar ingresos por US$ 11.800 millones y un margen bruto de US$ 3 ml millones. “La estructura de capital del tamaño adecuado permite la creación de valor a mediano plazo para todas las partes interesadas. La variabilización de la flota y los costos operativos posiciona a Latam bien para enfrentar la incertidumbre

curva de recuperación. En definitiva, la mejora de la competitividad permite a Latam aprovechar el valor de una red única”, indica el plan.

Un dato clavo es que, si se compara la matriz de costo de 2019 con la planificada para 2026, los costos fijos pasarán de 35% a 28% y los variables pasaron de 65% a 72%.

Notas de tapa