VANGUARDIA

RIVIERA MAYA. "Somos un ejemplo a seguir en el resto del Caribe"

Conrad Bergwerf, presidente de la Asociación de Hoteles de la Riviera Maya (AHRM), afirmó que los alojamientos del destino son pioneros en la implementación de protocolos para la seguridad y salud de los turistas.

El presidente de la Asociación de Hoteles de la Riviera Maya (AHRM), Conrad Bergwerf, fue determinante al analizar la situación actual en el destino: “Estamos trabajando duro para los protocolos de seguridad del turista. Se ha hecho un trabajo de cerca con la secretarías de Salud y de Turismo de Quintana Roo, estableciendo protocolos claros y definidos con base a las recomendaciones de la OMS, para asegurar el buen trato y el adecuado manejo de un eventual caso de Covid-19, tanto para los turistas como para los empleados de los hoteles. A esto se va a sumar tecnología de punta para la identificación mediante algoritmos, que va a ofrecer la sensación de seguridad que busca el viajero internacional”.

“Se ve claramente que hemos podido avanzar de forma contundente para lograr implementar esos protocolos. La forma en que hemos trabajado ha sido bien recibida por los turoperadores de Estados Unidos, Latinoamérica y Europa, somos un ejemplo a seguir en el resto del Caribe y sabemos que esto marcará la diferencia: tener un ambiente recreativo para el turista, bien controlado, donde se minimice cualquier riesgo latente en cuanto a contaminación”, agregó Bergwerf.

UN EJEMPLO A SEGUIR EN EL CARIBE.

Aunando que el Gobierno Federal no ha retribuido a la industria turística como en otros países, donde los gobiernos otorgan atractivo incentivos fiscales, diferimiento de obligaciones y hasta créditos blandos para gastos operativos, el sector hotelero se ha esforzado por pagar impuestos para proteger las fuentes de trabajo, pero las autoridades no han retribuido de la misma manera, lo cual ha afectado muy duramente a toda la industria.

“Para lograr un exitoso relanzamiento del Caribe mexicano en la era pos Covid-19 se necesitará de creativas campanas de promoción y de la implementación de estrictos protocolos de seguridad e higiene, pues la temporada de verano no será la salvación, dado que se prevee un decremento del 50% en promedio de ocupación al cierre 2020 con respecto a años anteriores”, mencionó Conrad Bergwerf.

Con respecto al futuro, el directivo afirmó: “Tenemos toda la carne en el asador para el próximo invierno. Este año no esperamos una mayor recuperación, pero sí es justamente el tiempo que se requiere para poder reparar todo para la próxima temporada alta. En invierno 2021 Quintana Roo llevará la vanguardia en cuanto a protocolos y seguridad en torno al Covid-19”.

Postea en tu Facebook