La concentración continúa a paso firme

El Cono Sur se ha vuelto un terreno fértil para un proceso de concentración que cambiará las reglas del juego de la intermediación turística. Despegar cerró en los últimos días la adquisición de Falabella en Colombia, que se suma a las aprobaciones de la operación en Argentina, Chile y Perú en junio. Por su parte, con la compra de Almundo, la brasileña CVC duplicaría su cuota de mercado en Argentina y apalancaría su presencia en la región.

Mientras contabilizan las pérdidas infligidas por la macroeconomía argentina durante el segundo trimestre del año –donde ambas compañías presentaron balances a la baja–, Despegar y CVC, los gigantes del sector que hoy protagonizan sendos procesos de concentración, salieron de compras y afianzaron sus estrategias de fusiones y expansión en una maniobra que hará que el ecosistema de la intermediación turística ya no vuelva a ser el mismo.

Hace apenas dos semanas, Despegar sorteó el último escollo que le quedaba en su inédita apuesta por la omnicanalidad: las autoridades de regulación de la competencia colombianas aprobaron la compra de Viajes Falabella, que el 60% de lo que vende son paquetes. Lo cual se suma a las venias recibidas en junio por parte de los gobiernos de Argentina, Chile y Perú. Con lo cual, por unos módicos US$ 27 millones Despegar ya es formalmente dueña del 100% de Viajes Falabella y sus 85 sucursales en la región (que facturaron –según la empresa– US$ 50 millones el último año). Un movimiento ajedrecístico con el cual la online reconoce que el futuro de las adquisiciones está en poner un pie en el canal offline. Pero también es una movida inteligente para encontrar una salida geoestratégica por el Pacífico para compensar los problemas de Argentina y de Brasil.

En el sentido inverso (del offline al online) avanza un imparable CVC, que fue adquiriendo participaciones en Submarino en Brasil, Nuevo Mundo en Perú y Biblos (Avantrip incluida) y Ola en Argentina. Lo último en la canasta del gigante brasileño fue la compra días atrás de Almundo (el proceso llevará unos 60 días) por US$ 77 millones –descontando la deuda–. Con lo cual, de un solo saque se queda con 80 locales en Argentina, Brasil, Colombia y México y US$ 425 millones en facturación por reservas e ingresos de US$ 60 millones.

Pero al igual que Despegar con el caso de Falabella, Almundo le da a CVC una puerta de entrada a Colombia y México, otra jugada geoestratégica que muestra que el escenario de la partida entre ambos es regional.

En Chile, México y Perú, Viajes Falabella está entre los líderes del mercado. En nuestro país la unión de su facturación a la de Despegar representaría más de una cuarta parte del total. En Colombia, otro tanto. Mientras que en Argentina, el tándem Despegar-Viajes Falabella y CVC-Almundo arrojaría como resultado un inquietante escenario donde los dos grandes jugadores concentrarían casi un tercio del mercado.

Temas relacionados

Notas de tapa