OTSI. Nuevos circuitos para descubrir la Patagonia sin fronteras

Recorridos turísticos activos que unen la Patagonia argentina y chilena con entretenidos panoramas como cabalgatas, trekking, rafting, pesca con mosca, baños termales y otras diversas actividades propias de la tradición de esta zona, hacen de este lugar un paraíso para familias, extranjeros y para quienes quieran sintonizar con la naturaleza en sus múltiples formas.

A través de un Proyecto de Desarrollo de Proveedores (PDP) de Corfo, OTSI Tour Operador, en conjunto con 10 empresas chilenas de servicios turísticos, propone el diseño de nuevos circuitos que unen la Patagonia argentina y chilena, poniendo en valor la belleza escénica del paisaje, la aventura de los deportes extremos y actividades que cautivan como la pesca con mosca, trekking, cabalgatas y baños en aguas termales.

Producto del PDP surgen circuitos turísticos binacionales que cruzan desde Chile en Puerto Varas a Bariloche en Argentina, que destacan por la abundancia de los bosques, la imponente presencia de tres volcanes, los rápidos de sus aguas y la magia del archipiélago de Chiloé.

En la Región de Los Lagos, puerta de entrada a la Patagonia chilena, la provincia de Palena es un tributo al descanso con energía, porque a sus atractivos naturales y armonía de las calles de sus pueblos, se suman entretenidos paseos y la adrenalina de su río navegable en la parte alta de la cordillera de los Andes, en Futaleufú.

 

CRUCE POR LAGOS ANDINOS.

Puerto Varas es el inicio a un turismo binacional que se destaca por las caprichosas formas de roca volcánica, caladas por el agua de los saltos del Petrohué, el lago Llanquihue, la deliciosa repostería proveniente de recetas familiares –principalmente de colonias europeas como la alemana– y las imponentes vistas del volcán Osorno y Calbuco que coronan el paisaje.

Tras cruzar a Bariloche, se deja sentir el estilo suizo que caracteriza las construcciones de la zona, con hermosos jardines y flores. La inmensidad de las aguas del lago Nahuel Huapi, cuyo origen glaciar le brinda un intenso color azul cristalino. 

Palena se encuentra a tan sólo media hora del pueblito argentino Esquel, ahí se conservan todas las tradiciones patagónicas: domaduras, carreras a la chilena, apialaduras y exquisitos asados de cordero al palo.

Todo esto bajo el frío y la lluvia copiosa en invierno; y los calurosos días de verano del sur.

 

UN GRAN RÍO PARA AVISTAR AVES.

Dicen que en el Futaleufú –que en mapudungun significa río Grande– se reúne la magia del sur de Chile, y es que allí se encuentra uno de los mejores ríos del mundo para el rafting, hasta donde llegan cientos de turistas para comprobar por sí mismos el descenso en sus bravas aguas, las que además permiten momentos inigualables gracias a las cabalgatas, el desarrollo del turismo rural, escalada y paisajes que quitan el aliento, sobre todo para los amantes del birdwatching (avistamiento de aves).

En sí, Futaleufú es lugar de encuentro cultural con mezcla de colonos, patagones chilenos y argentinos, además de los amantes de los ríos. Todos ellos se maravillan además con sus bosques y senderos, ideales para el trekking y paseos a caballo, donde la naturaleza impacta.

 

PARQUE PUMALÍN EN HORNOPIRÉN.

El Sendero de Alerces Parque Pumalín es un recorrido de 700 m. de longitud, que acoge la majestuosidad de sus magníficos árboles que llegan a vivir 4.000 años, alcanzando alturas de 50 m. –con troncos de 4 m. diámetro– y aunque imponentes, invitan a la calma y la contemplación. El Sendero se completa con las inmensas hojas de nalca, la intensidad de su verde y la posibilidad de realizar las caminatas autoguiadas, que lo hacen un lugar perfecto para familias, turistas jóvenes que gozan con la independencia y los amantes de la naturaleza.

 

TREKKING VOLCÁN CHAITÉN.

Ascender un volcán siempre es una aventura. Subir uno que se creyó inactivo por cerca de 10 mil años hasta que hizo erupción hace tan sólo 10 años es otra cosa, porque los senderos previos tienen un testimonio impresionante en el paisaje, en especial por las huellas de los flujos piroclásticos que cayeron en Chaitén, la capital de la provincia de Palena.

De esta forma, la caminata entre el bosque quemado por la erupción y el ascenso gradual hasta la cima del cráter, son una oportunidad única para conocer y observar procesos vulcanológicos, además de comprender los procesos geológicos y sus efectos para las comunidades que habitan en su entorno.

 

CHILOÉ MÁGICO.

La provincia de Palena da paso a la Isla Grande de Chiloé, cuyos poblados conservan la tradición y costumbres de sus habitantes, lo que constituye una de las principales riquezas de estas tierras.

Su actividad marítima, su cultura culinaria, rica en carnes y mariscos, y su generosa artesanía, despliegan colores que se funden con los palafitos de Castro y las más de 100 iglesias, además de sus múltiples y coloridas festividades.

Quellón es una ciudad de gran importancia en Chiloé y en el sur de Chile. Gracias a su puerto hay comunicación marítima con zonas aisladas de la Patagonia chilena, además de ser un importante centro de transacciones económicas en lo que a productos del mar se trata, pues también es sede de grandes empresas salmoneras y procesadoras. Por supuesto que cuenta con parques, y fauna especial como los cisnes de cuello negro y leones marinos.

Castro, frente al mar, le pone todo el color a la isla con sus mundialmente conocidos palafitos. Su costanera, Museo de Arte Contemporáneo, vive una pequeña ola de cafeterías de especialidad que sorprenden y cautivan. Un destino inolvidable que vale la pena repetir una y otra vez.

EMPRESAS DEL PDP OTSI

Hotel Cabaña del Lago (Puerto Varas), LS Travel-Tour Operador, Hostería Catalina (Hornopirén), Hotel Mi Casa (Chaitén), Ruta 7 Tour Operador (Chaitén), Chaitén Nativo Tour Operador, Yelcho Lodge, Restaurante Martín Pescador (Futaleufú), Patagonia Elements Operador (Futaleufú) y Turismo Antuhuya (Futaleufú).

FUENTE: otsi-nuevos-circuitos-para-descubrir-la-patagonia-sin-fronteras

Temas relacionados

Notas de tapa