BARÓMETRO DE LA OMT

Las perspectivas siguen siendo positivas a nivel mundial

El año arrancó con fuerza en lo que se refiere al turismo internacional. Las llegadas de viajeros internacionales aumentaron un 5% entre enero y abril de 2016 según el último estudio de la Organización Mundial del Turismo. Los resultados fueron claramente buenos en casi todas las subregiones y muchos destinos registraron tasas de crecimiento de dos dígitos.

Los destinos de todo el mundo recibieron 348 millones de turistas internacionales (visitantes que pernoctan) entre enero y abril de 2016, es decir, unos 18 millones más que en el mismo período del pasado año (5,3%). Este crecimiento se sumó a un aumento del 4,6% en 2015, y podría hacer de 2016 el séptimo año consecutivo de crecimiento superior a la media, dándose así la circunstancia de que desde 2009, el año de la crisis, las llegadas de turistas internacionales han aumentado un 4% o más cada año.
"Los resultados muestran un firme deseo de viajar y ese deseo sigue impulsando el crecimiento del turismo. La demanda en todas las regiones del mundo sigue siendo sólida a pesar de los desafíos presentes, lo que demuestra que el turismo es un sector económico dinámico y resistente", afirmó el secretario general de la OMT, Taleb Rifai.
No obstante, y a pesar de estos buenos resultados, Rifai recordó que "los trágicos sucesos de los últimos meses recuerdan que la seguridad sigue siendo un reto mayúsculo para todos. Debemos seguir colaborando estrechamente para enfrentarnos a esta amenaza global y garantizar que el turismo forme parte integral de todo plan de emergencia o respuesta a escala mundial, regional y nacional".


REGIONES EN ALZA.
Según el análisis, Asia y el Pacífico (+9%) fue la región con un mayor incremento de las llegadas de turistas internacionales. Por subregiones, África Subsahariana (+13%) se situó a la cabeza del crecimiento, recuperándose con fuerza de los modestos resultados de los años anteriores.
En las Américas (+6%), las cuatro subregiones siguieron disfrutando de un crecimiento notable en los cuatro primeros meses de 2016, lideradas por América Central y América del Sur (ambas con un +7%). Las llegadas al Caribe (+6%) y a Norteamérica (+5%) se vieron espoleadas por una continuada y fuerte demanda de turismo emisor en los Estados Unidos, donde el gasto turístico aumentó un 9% en mayo.
Europa (+4%), la región más visitada del mundo, consolidó su saludable crecimiento de los últimos años, con Europa del Norte y Europa Central y del Este (ambas +6%) a la cabeza, seguidas de la Europa Meridional y Mediterránea (+4%) y Europa Occidental (+3%).
Las llegadas de turistas internacionales a Oriente Medio parecen haberse reducido, según la información disponible, en un 7% durante los primeros cuatro meses del año.
Los resultados de África y de Oriente Medio deberían leerse con precaución, puesto que se basan en los limitados datos actualmente disponibles para estas regiones.
La OMT prevé que las llegadas de turistas internacionales aumentarán entre un 3,5% y un 4,5% a lo largo de 2016, confirmándose la previsión a largo plazo realizada por la OMT y que apunta a un crecimiento del 3,8% anual entre 2010 y 2020.


LUZ EN EL HORIZONTE.
La OMT estima que alrededor de 500 millones de turistas realizarán viajes internacionales entre mayo y agosto de 2016 (los meses de vacaciones que en el hemisferio Norte constituyen la temporada alta), una cifra que representa alrededor del 41% de las llegadas de turistas internacionales totales del año.
Según el índice de la OMT de confianza en el turismo, las perspectivas para mayo-agosto de 2016 siguen siendo positivas y se sitúan en la línea de los resultados alcanzados en el periodo enero-abril. El índice muestra que la confianza es más elevada en Europa, y en segundo lugar en las Américas.
Por el lado positivo, Brasil espera con entusiasmo la celebración de los Juegos Olímpicos de 2016 en agosto en Río de Janeiro. Por el lado negativo, la preocupación por la seguridad sigue ocupando un lugar preponderante en la agenda. Además, el voto en el Reino Unido a favor de abandonar la Unión Europea en el reciente referéndum (Brexit) ha aumentado la incertidumbre en el mercado y ha llevado a una depreciación de la libra esterlina. No obstante, la OMT no espera que esta decisión tenga un impacto significativo en los viajes internacionales a corto plazo.

FUENTE: las-perspectivas-siguen-siendo-positivas-a-nivel-mundial-

Temas relacionados

Deja tu comentario

Notas de tapa