Carlos Monroy

"Somos reconocidos por una oferta basada en la calidad"

Con cerca de medio siglo de trayectoria, la Organización Dorado Plaza le ha apostado a la innovación como bandera. La cadena hotelera se ha esforzado por generar nuevos productos, como la Tech Room, una habitación completamente domotizada. Además, anunció la apertura de una nueva propiedad este 2020. En diálogo con La Agencia de Viajes, Carlos Monroy, gerente administrativo del Hotel Cartagena Plaza, habló sobre sus últimas novedades.

-¿Qué dejó 2019 para Hoteles Dorado Plaza?

-En el último año cumplimos los presupuestos que teníamos. Hicimos algunas remodelaciones en los hoteles de la cadena: en el Hotel San Felipe Plaza, que está en el centro; en el hotel boutique Casa del Arsenal; y en el Hotel Andes Plaza de Bogotá, donde hicimos nuevos tipos de habitaciones.

En el Cartagena Plaza creamos el plan Todo incluido, que es 24 horas, y gracias al que ahora hay comida, bebidas y diversión todo el tiempo. Nuestra última gran innovación es la Tech Room, una habitación totalmente domotizada que se maneja por voz. Es decir, ahora con la voz no solo prendes o apagas luz, o subes o bajas la cortina, sino que también interactúas con la habitación, hablas con ella y ella te responde. La habitación tiene voz de mujer, habla en español o inglés y le puedes pedir que te hable sobre la ciudad, la temperatura, que te recuerde algo, que te cuente un chiste. Es una experiencia innovadora. En Latinoamérica no hay nada igual. Ése es el tipo de diferencial que estamos dando en nuestros hoteles.

De cara a este año, tendremos la apertura de un nuevo hotel en Barranquilla, el Andes Plaza Barranquilla, que traerá 145 habitaciones en Alto Prado y cuatro pisos de salones. Es muy bonito, muy actual, y está muy bien situado.

-¿Cómo ha sido recibida la Tech Room?

-Ha sido un éxito. La gente se sorprende porque no es la domotización normal, sino que puedes hablar naturalmente con tu habitación. A las personas mayores les cuesta un poco más de trabajo, pero las jóvenes ya están más acostumbradas, gracias a los asistentes de voz de los teléfonos. Realmente creo que va a ser el futuro. Además de esta apuesta por la tecnología, la habitación tiene otra innovación: contribuye a la sostenibilidad. Tiene sensores que permiten saber si la persona está o no en la habitación, y cuando está ausente activa el modo ahorro. También tenemos una pantalla que nos muestra el consumo estándar, y si el cliente consume por debajo de este, lo premiamos. Es una forma de premiar a la consciencia ambiental y los esfuerzos por cuidar el medio ambiente.

-¿Qué propuestas tienen para 2020?

Nos estamos esforzando por generar nuevos productos en los hoteles, productos que no existan ya en la ciudad y que esperamos que impacten positivamente en el sector vacacional. La gente reconoce que somos una cadena cuya oferta está basada en la calidad más que en el precio. Además, estamos impulsando mucho el tema de la innovación, para lograr que el segmento MICE aumente en la cadena.

-¿Cómo ve la problemática de la informalidad en el país?

-Estamos convencidos de que todo el mundo debe tener el mismo nivel de calidad y con Airbnb no hay forma de controlarla, además de que no están contribuyendo al desarrollo del país. Es sabido que cada actividad económica debe contribuir con impuestos, que después se redistribuyen en diferentes sectores del país y que ayudan a que haya un mejor nivel de vida. Esperamos que todos estos disruptivos se solucionen, es decir, que se formalicen y contribuyan al país. No creo que el camino sea evitar que estas plataformas sigan o buscar bloquearlas, porque esto ya no tiene vuelta atrás. Es el futuro. Pero sí queremos que contribuyan, que no sean actores lejanos del país y que se aprovechan de él, sino que paguen sus impuestos, se formalicen y se controle su calidad. Buscamos una competencia al mismo nivel.

-¿Cuál es su perspectiva de Latinoamérica?

-En los últimos tiempos ha sido muy convulso. En Bolivia hubo un cambio de gobierno, que fue bastante fuerte y agresivo. En Chile tuvo mucho impacto el tema de las protestas, donde fueron duraderas. Por el momento, estamos esperando que se asienten y que las economías vuelvan a surgir. Asimismo, en Ecuador hubo muchas protestas, pero el desarrollo económico ha empezado a fluir más rápidamente.

-¿Ha visto evolución?

-Ecuador ha respondido más rápido. En Chile, las mayoristas ya empezaron a hablar y ver qué hacen. Argentina ha parado un poco, pero era lógico; pero Argentina tiene algo y es que se adapta rápidamente. Es uno de los mercados más resilientes que hay en América Latina. Esperamos que pase igual para Brasil.

Por su parte, Colombia es un país muy emisivo ahora y tenemos que pelear para que los colombianos también viajen a los destinos locales. Con México estamos teniendo más frecuencias directas con Interjet, por lo que esperamos que siga creciendo. Con Estados Unidos viene un año difícil, pero esperamos que no nos afecte.

Notas de tapa