Entrevista

Air Europa: "América vende hoy más que Europa"

Bernardo Botella, director de Ventas Globales de Air Europa, asegura que el mercado latinoamericano se recupera firmemente.

De visita por Latinoamérica, dialogamos con Bernardo Botella, director de Ventas Globales y con Diego García director General para las Américas, ambos de Air Europa.

-¿Cómo es la recuperación de Latinoamérica respecto de los volúmenes de venta?

Bernardo Botella (B.B.):-Nosotros hemos verificado un despegue de las ventas desde el mes de abril, aproximadamente. Ya venía subiendo, pero en abril estalló. Y eso coincidió con la apertura de muchos mercados hacia Europa, la apertura de fronteras de la propia Europa. En nuestro caso, América vende más que España. Nosotros tenemos tres mercados de ventas: América, España y Europa. Y reitero América hoy vende más que España lo que constituye un hito, esto jamás nos había pasado antes.

La recuperación de mercado está siendo más rápida en América que en Europa. Probablemente tenga que ver con la inflación europea, la cercanía que tenemos de la guerra en Ucrania, el incremento general de los precios y demás: todo esto produce que el consumo en Europa esté más retraído.

Vale aclarara que crecemos en todos los mercados, la recuperación es general, pero lo hacemos más aceleradamente en América.

-¿Y en cuanto a los segmentos?

B.B.:-Bueno, el VRF (Visited Relation and Friends) es el primero que se ha recuperado, el corporativo también ha crecido (más desde América a Europa) y el tercer lugar el turístico puro ha aparecido. Este último segmento es el que más miedo ha tenido en pandemia, el más sensible. El que durante un par de años no pudo reunirse con sus familiares es el primero que ha corrido a viajar cuando pudo.

-¿Hablamos de picos de demanda y más bien de mesetas?

B.B.:-De momento se sostiene. De hecho, las ocupaciones son tan altas que las ventas se están extendiendo a meses que tradicionalmente eran bajos, por ejemplo, noviembre. Septiembre está al 95% por ejemplo, entonces las ventas se pasan a los meses posteriores de octubre y noviembre. Agosto es otro ejemplo. Analizando la curva de ventas de 2019: nuestro pico histórico fue mayo y luego bajó hasta agosto que fue el piso, luego se recuperó en septiembre y volvío a bajar sobre fin de año. Sin embargo, este año, agosto se mantuvo a los mismos niveles de venta de junio y julio. Y esto no nos había pasado nunca antes en la historia de la compañía. Hay una demanda contenida muy potente de la que no estamos viendo aún ralentización. Creemos que este escenario se mantendrá hasta diciembre de 2022, por lo menos.

-¿Y cómo se han comportado las tarifas?

B.B.:-Se han incrementado bastante respecto de 2019. Hay que tomar en cuenta que las aerolíneas hemos sufrido un importante incremento de costos con relación al combustible. Y justamente gracias a que la demanda está muy potente pudimos trasladar este incremento de costos a las tarifas.

Air Europa y su plan de flota

Air Europa B787.jpg
Uno de los Boeing B-787 Dreamliner de Air Europa.

Uno de los Boeing B-787 Dreamliner de Air Europa.

-Las ocupaciones del 95% piden a gritos más frecuencias, ¿no?

B.B.:-Sí, claro. Pero ahora mismo, nuestro plan de flota nos impide poner más oferta en el mercado. Hemos retomado el plan de renovación de flota que habíamos comenzado y firmamos un acuerdo con la empresa de leasing AerCap, para incorporar 15 aeronaves que no van a incorporarse sino hasta 2024. Este 2022 sumamos diez aeronaves y de modo muy rápida, pero no es lo normal. De hecho, no se pueden incorporar aviones de un día para el otro, todo debe estar acompañado de una planificación de rutas, de tripulaciones y pilotos, rutas, ventas, permisos, slots, etcétera.

El objetivo estratégico fue unificar flota (B-787 para el largo radio y B-737MAX para el mediano/corto) y la pandemia nos ha permitido acelerar ese proceso. Producto de la pandemia nos hemos reducido desde sesenta y pico a solo 39 aviones y ahora volvemos a crecer: ya estamos en 48.

Diego García (D.G.):-Así y todo, con el crecimiento en la flota que hemos tenido hasta ahora este año, en el largo recorrido, durante todo el 2023 no vamos a poder incrementar la oferta en cuanto a frecuencias, pero el solo reemplazo de los A330 por los B-787, uno por uno, nos va a permitir incrementar la oferta de asientos un 19% en 2023, porque estamos pasando a un avión más grande.

B.B.:-Entre junio y julio hemos incorporado cuatro B-787 y en diciembre sumaremos uno más en diciembre. Y para el 2024, sumaremos otros dos B-787 más.

-Además imagino que la ventana de oportunidad que brindó la pandemia frente a los leasors de aviones se cierra en algún momento, no va a ser eterna…

B.B.:-Obviamente. Pasamos de que las aerolíneas rechazáramos aviones a pelearnos por ver quien los toma. Ha sido así. En 2020 y 2021 los aviones sobraban, pero a comienzos de 2022 la demanda comenzó a subir fuerte y salimos corriendo a buscar aviones y por los mismos. Y esto se complicó con el cuello de botella que, por otra parte, han sufrido algunos fabricantes de aviones. Y esto ha restringido la cantidad de aviones. En definitiva, con mayor demanda y menos oferta, porque faltan aviones, las tarifas se han recuperado. La oferta en definitiva hoy, de modo global, se mantiene un poco por debajo de 2019 aún.

-Pero siempre ha sido un desafío para el sector mantener el equilibrio entre la oferta y la demanda, ¿no?

B.B.:-Así es. En momentos de crisis, se produce una sobreoferta brutal, las aerolíneas devolvemos aviones y nos ajustamos y de repente todo cambia y salimos a buscar y comprar aviones. Pero esto es cíclico, lo vimos en la crisis de las Torres Gemelas, en la crisis financiera del 2008, en las de 2011 y 2014 y ahora nuevamente.

-Con esta perspectiva, los B-787 que ingresan van a sumar frecuencias, entonces, ¿o está en los planes sumar rutas nuevas?

B.B.:-Bueno, en realidad están las dos opciones en la mesa, pero no tomaremos ninguna decisión al respecto ahora, sino más cerca del momento.

Ya están cubiertos todos los destinos históricos de América y hay dos solos, que comenzamos a operar entre 2018 y 2019 que no hemos retomado, que son Fortaleza y Recife, con dos vuelos semanales cada uno. La gran decisión es si volvemos a estos puntos o no, si abrimos nuevas rutas, o incrementamos frecuencias.

-¿Se ha comenzado a sentir, en el consumo de combustible promedio de la flota, la modernización que ha supuesto la incorporación de los B-787 y de los B-737MAX?

B.B.:-Sí, sí, por supuesto. Un B-787 gasta un 20% que los modelos anteriores que operábamos. Es una gran ventaja estar con una flota moderna en un momento coyuntural como éste.

La clase Ejecutiva de Air Europa

Embed

-Una de las grandes decisiones recientes de Air Europa fue apostar fuertemente por el producto corporativo a diferencia de muchas otras empresas, ¿cómo está rindiendo esa decisión?

B.B.:-La verdad es que está muy bien. Teníamos una disparidad de productos abordo. Teníamos unos asientos full flat en los Airbus A330, en otras no llegaban a ese grado de reclinación y hemos llegado a una actualidad en la que todos nuestros aviones ahora tienen el mismo servicio, son todos full flat y con el gran servicio gastronómico del chef Martín Berasategui abordo. Y está rindiendo, las empresas están confiando en nosotros. Ha sido una decisión importante y firme y vamos a seguir con ella.

-Como usted sabe todo lo relacionado con el contenido NDC es hoy una preocupación para las agencias de viajes, ¿cuál es la política de Air Europa al respecto?

B.B.:-Tenemos hoy acuerdos de distribución con todos los GDS, pero en los próximos meses comienzan a vencer algunos de ellos y estamos viendo qué vamos a hacer. Nuestra política, más allá de esto siempre ha sido mantenernos muy cerca del canal de agencias de viajes y en ese sentido es parte de nuestro ADN y vamos a seguir allí. Puede que brindemos contenido NDC, no lo sé, pero seguramente cuando lo haremos respetaremos al máximo al canal.

-Que se haya concretado el ingreso de IAG a la propiedad de Air Europa, ¿cierra un capítulo que fue una preocupación durante meses y una distracción?, ¿se trabaja un poco más relajado desde entonces?

B.B.:-Quienes trabajamos en Air Europa debemos abstraernos de lo que suceda con la propiedad de la compañía. Tenemos un plan estratégico y un norte a seguir. Es verdad que hubo idas y vueltas, pero como gestores de la compañía sólo nos queda respetar lo que a ese nivel suceda y seguir en el trabajo cotidiano y día a día. Si algún día hay una consolidación, consecuencia del ingreso de IAG y nos cambian las prioridades, pues ejecutaremos ese cambio de rumbo siguiendo lo que dictamine la propiedad.

Por ejemplo, nos hemos concentrado mucho en el servicio de la empresa, en la ejecutiva, como hablamos antes, en la unificación de la flota, en la puntualidad aspecto en el que hemos logrado ser los más puntuales de Europa en mayo y de junio a la actualidad no hemos bajado del segundo puesto; hemos reducido al máximo las cancelaciones y en todo eso estamos centrados. Estamos muy bien gestionados, con objetivos muy claros. Creo de hecho que el ingreso de IAG confirma ese buen posicionamiento y buena imagen que tenemos.

-¿Qué mensaje les daría a los agentes de viajes de la región?

B.B.:-En primer lugar agradecer el apoyo que nos han brindado durante la pandemia y hacer extensivo la gratitud también al equipo de la compañía en la región. Y les pido que sigan confiando en nosotros. Somos una compañía aérea que tiene las ideas muy claras y siempre respetamos el canal y somos socios de las agencias. Ellos están muy contentos con nosotros y nosotros con ellos.

-¿Quedan muchos tickets por reprocesar cancelados durante la pandemia?

B.B.:-No, la verdad es que prácticamente está todo resuelto. Quedan temas puntuales, casos raros que gente ni siquiera ha reclamado o que no pudo ser contactado, pero nada, es un pequeño remanente vinculado más con cuestiones operativas que con otra cosa. Es un capítulo prácticamente cerrado, por suerte. Nosotros fuimos muy flexibles y tomamos muchas decisiones a favor de los clientes. A quienes nos apoyaron aceptando un vouchers, en muchos mercados, les hemos permitido volver a reservar y volar sin pagar un ajuste de tarifas o una recomposición, mientras la ruta y la temporada del viaje fueran el mismo. Y se debe tomar en cuenta que en el medio hubo inflación.

Muchas aerolíneas declaman estar centradas en el cliente, pero que a la hora de la verdad, no piensan ni favorecen a los clientes ni a nuestros socios, las agencias. Son decisiones que a veces no son óptimas económicamente hablando, pero sí son valoradas y mucho por los clientes. Nuestra capacidad de toma de decisiones es muy rápida, la alta conducción de la compañía nos da mucha libertad en ese sentido.

-Air Europa mantiene cierta filosofía de cercanía, de “gestión artesanal” que pone las decisiones cerca de los mercados y no en la lejanía de la “casa central”…

B.B.:-Intentamos mantener el “sabor local” siempre. Tenemos una estructura de ventas cuyo director global soy yo, pero tengo directores regionales que siguen y monitorean cada mercado. Yo con base en Palma de Mallorca no puedo saber al dedillo lo que pasa en los mercados latinoamericanos, por ejemplo, pero Diego (García) sí. Entonces cuando nos reunimos aprobamos y decidimos cosas específicas para cada mercado. Y eso nos diferencia con compañías aéreas que en pandemia han desparecido de varios mercados, literalmente. Estar cerca del trade es una postura nuestra y se ha notado.

D.G.:-Eso nos llevó, por otra parte, a ser proveedores preferidos de un montón de agencias de viajes. Eso sucedía antes de la pandemia, pero mucho más luego. Fuimos adecuando nuestras políticas comerciales a cada mercado regional. Hemos pasado momentos difíciles, pero siempre hemos puesto la cara con la verdad y la previsibilidad. Y por eso nos han comprendido y apoyado.

Air Europa 2.jpg
Diego García y Bernardo Botella, ambos de Air Europa.

Diego García y Bernardo Botella, ambos de Air Europa.

-¿Qué aportó el recambio de CEO, el arribo de Jesús Nuño de la Rosa?

B.B.:-Bueno, el nuevo CEO conoce muy bien el sector, es un hombre que viene de dirigir Viajes El Corte Inglés durante mucho tiempo y sobre todo conoce la parte comercial e institucionalmente con una gran cantidad de contacto. Sin hablar de que cuenta con el respaldo y la confianza absoluta del principal accionista.

Temas relacionados

Deja tu comentario

Notas de tapa