¿Posible pasaporte?

Covid-19. Chile participa en alianza para carnet inteligente

Chile y otros cinco países de la región desarrollan un programa con miras a un certificado Covid-19 inteligente. ¿Sentará la base de un pasaporte sanitario?

Chile, junto a otros cinco países de la región, está desarrollando una alianza colaborativa que busca compartir datos clínicos de personas con miras a desarrollar un carnet Covid-19 inteligente a fines de este año.

El nombre del proyecto es "Transformación digital en Salud para mitigar los efectos del Covid-19 en América Latina y el Caribe", e incluye a Chile, Uruguay, Argentina, Paraguay, Colombia y Surinam. Dicho documento podría -en algún futuro- sentar las bases para un pasaporte sanitario entre estos países de alta fiabilidad.

Según publicó el medio nacional Emol, la iniciativa, aprobada en noviembre de 2020, trabaja sobre tres ejes: "Mayor interoperabilidad para el intercambio de datos e intercambio de registros clínicos asistenciales, interoperabilidad e intercambio de datos para la vigilancia de epidemiológica y salud pública; y, crear lineamientos y directrices de desarrollo sostenido de la telesalud", señaló a dicho medio Alejandra García, subdirectora de innovación del CENS, organismo nacional encargado de la coordinación del plan, con la colaboración de cinco universidades de Chile.

Carnet Covid inteligente

El proyecto está patrocinado por Banco Interamericano de Desarrollo (BID), con la colaboración de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Aunque el proyecto tiene una duración de 36 meses, el carnet inteligente de vacunación Covid-19 podría ver la luz a fines de año, lo que también podría facilitar el flujo de personas entre algunos de los países de la alianza.

La idea es que el carnet tenga confiabilidad gracias a la tecnología desarrollada y la fidelidad de los datos entregados por cada una de las naciones participantes. "La idea es que sea lo menos adulterable posible, y que efectivamente no le tengan que preguntar a la persona, es decir: que el dato de mi estado de vacunación esté en un sistema que se pueda ver en cualquier país que yo desee ir", expresó a Emol directora del CENS, May Chomalí.

Para este desarrollo, el proyecto tiene un presupuesto total de US$ 860 mil, donde los países también harán aportes económicos que bordean los US$ 210 mil.

pasaporte covid.jpg
El proyecto busca interconectar datos epidemiológicos de Covid-19 en los seis países.

El proyecto busca interconectar datos epidemiológicos de Covid-19 en los seis países.

¿El carnet inteligente será un pasaporte?

Los desarrolladores del proyecto han señalado que si bien la información obtenida podría servir para la toma de futuras decisiones en conjunto, la universalidad del carnet como pasaporte sanitario dependerá de la realidad sanitaria de cada país, entre ellos Chile, respecto al Covid-19.

“La idea, es que si todos los países han dicho que sí, ellos puedan adoptar este certificado inteligente (...) donde todos quieren llegar a un acuerdo, y al estar bajo los lineamientos de la OMS, esperemos que el trabajo que se está haciendo sea factible de relacionarse con las medidas de la Unión Europea, América del Norte, Asia o África”, indicó Chomalí acerca de la posibilidad de desarrollar un pasaporte.

Frente a esto, la opinión de los expertos es que la clave de esta iniciativa es que todos los países cumplan los mismos parámetros, lo que daría como resultado un carnet de alta confiabilidad, que podría sentar las bases para un pasaporte sanitario seguro.

Los certificados de vacunación deben poder ser estandarizados entre los países. Si las naciones participantes de este proyecto pueden ponerse de acuerdo en cuestiones como los volúmenes de datos y los estándares a utilizar, esto es definitivamente posible, aunque requerirá grandes coordinaciones en términos de, entre otros aspectos, la gobernanza de los datos”, dijo a La Tercera Phillipe Veltsos, experto de la OMS que es parte del programa Smart Vaccination Certificate (Programa de Vacunación Inteligente) que trabaja el desarrollo de un certificado único que puedan adoptar los países a nivel global.

El proyecto además apunta hacia más allá, y buscará recopilar información al día de los futuros planes de vacunación contra el Covid-19 de estos países durante los próximos años.

Temas relacionados

Notas de tapa