Economía

LPE y pensiones: las reformas que marcan el inicio de 2021

Tanto la extensión de la LPE como la reforma de Pensiones presentan implicancias para las empresas del turismo, las cuales aún ven un futuro incierto.   

Desde el mundo del empresariado están muy atentos a las reformas que se vienen. Por un lado, con el objetivo de agilizar las discusiones respecto al tema del 6% de cotización adicional en el Congreso, el presidente Sebastián Piñera planteó varios cambios al sistema de pensiones, medidas que tendrían un costo de US$ 4,1 mil millones en total y beneficiarían a 2,1 millones de chilenos. Por otro, el Gobierno también anunció la extensión de vigencia de la Ley de Protección al Empleo (LPE), flexibilizando los requisitos de acceso al Seguro de Cesantía y ampliando los beneficios hasta el 6 de junio para quienes tengan su contrato de trabajo suspendido.

Ambas medidas, si bien tocan distintos flancos sensibles de la economía nacional, marcarán el semestre en un año que se vislumbra como clave para el repunte del país.

Pensiones: la reforma en disputa

El presidente Sebastián Piñera informó el miércoles 3 de marzo que pondrá urgencia al trámite legislativo de la reforma de las pensiones en el Senado y que enviará una indicación que concrete un conjunto de perfeccionamientos, además de sumar nuevos aspectos.

Todo esto debido a lo trabado de la discusión de la distribución del 6% de cotización adicional con cargo al empleador que en estos momentos está en el Senado. Por un lado, el oficialismo pide que esta cotización extra se distribuya en un 3% para ahorro personal y un 3% a un programa colectivo, mientras que la oposición, liderada por el senador Juan Pablo Letelier (PS), busca que el total de este porcentaje vaya a un fondo común.

Entre las principales reformas que se sumarían al aumento del 6% de las cotizaciones, están la expansión del Pilar Solidario, pasando del actual 60% al 80% de la población del país (beneficiando a 2 millones de pensionados); aumento de la pensión básica solidaria; garantía de pensión mínima y una reforma a las AFP que incluye más regulaciones y la creación de administradoras sin fines de lucro.

Si bien la mayoría de los puntos fueron aceptados por todos los sectores, aún existen ciertas dudas más allá del destino del 6%. Por ejemplo, el exministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, señaló que el aumento del Pilar Solidario del 60% al 80% no estaría financiado.

“El Gobierno ha dicho que usará los ingresos extra de la licitación del 5G, y algunas futuras que están apareciendo. Primero son proyecciones y como toda proyección es compleja. El presupuesto de 2022 va a ser un dolor de cabeza para el ministro (de Hacienda), no me gustaría estar en sus zapatos”, aseveró.

Incluso, algunos son críticos del incremento del 6%, señalando que se trataría de un mero impuesto al trabajo.

“En realidad, se está creando un impuesto al trabajo para financiar pensiones solidarias y ya sabemos que aquellas cosas que son gravadas con un impuesto tienden a ser más caras o más escasas. La única gracia que tiene la propuesta presidencial es que en vez de crear un impuesto al trabajo del 6%, se crea uno del 3%, porque el otro 3% iría a los asalariados (...) ¿Por qué el nuevo sistema solidario solo va a ser sostenido por empresarios que tengan trabajadores asalariados?”, opinó el periodista experto en temas económicos, John Müller.

Respecto a esto último, queda planteada la pregunta: ¿Quién pagará este aumento de las cotizaciones, el empleador o se verá reflejado en los precios?

Extensión de la LPE

A la reforma a las pensiones se sumó, en el ámbito del trabajo, la extensión de vigencia de la Ley de Protección al Empleo (LPE), flexibilizando los requisitos de acceso al Seguro de Cesantía hasta el próximo 6 de junio. Con esto se añadieron otros tres giros con cargo al fondo de cesantía solidario llegando a un total de 15.

Así, la vigencia de la LPE fue extendida hasta ese día de junio en el caso de la suspensión de contrato de trabajo y hasta el 31 de diciembre en el caso de la reducción temporal de jornada.

Piñera comunicó que habrá un fortalecimiento del Subsidio al Empleo con foco en Subsidio Regresa, que incentiva el retorno al trabajo de aquellos colaboradores suspendidos, y Subsidio Contrata, para la contratación de nuevos trabajadores, con especial énfasis en las mujeres, jóvenes, personas con capacidades diferentes y asignatarios de una pensión de invalidez.

Esta medida espera ser un nuevo respiro para la alicaída industria, que este verano no pudo repuntar con los números que esperaba. Según cifras recogidas por Fedetur, alrededor del 75% de las empresas del rubro del turismo se acogieron a la primera extensión de la LPE.

Temas relacionados

Notas de tapa