Inicio
General
Presidencia Chile

Gremios analizan las medidas de salvataje del Ejecutivo

La nueva fase considera US$ 2.000 millones para entregar más beneficios a las familias vulnerables y más empleos. Adicionalmente, permitirá financiar créditos a las empresas por una cifra inédita de hasta US$ 24 mil millones.

El Gobierno presentó la segunda etapa del Plan de Emergencia que complementa las medidas tomadas por el Banco Central para fortalecer la liquidez en el mercado financiero y por la Comisión de Mercado Financiero para flexibilizar normas que permitan un mejor acceso de las empresas a los créditos.

El programa, que dio a conocer el presidente de la República, Sebastián Piñera, tiene dos grandes focos. El primero, proteger a las familias a través de la creación de un fondo de US$ 2 mil millones para entregar mayores beneficios y crear más empleos para las personas y familias vulnerables. “Esto beneficiará especialmente a 2,6 millones de trabajadores informales, sin contrato de trabajo, y que hoy no tienen la protección del seguro de desempleo”, según explicó el mandatario.

El segundo foco consiste en ayudar a emprendedores, Pymes y empresarios que lo requieran, a través de líneas de financiamiento con garantías del Estado. Esta medida permitirá financiar créditos a las empresas por hasta US$ 24 mil millones, lo que equivale a elevar en 20 veces las líneas actualmente disponibles.

La nueva línea de crédito con garantía del Estado permitirá acotar el riesgo de crédito extraordinario generado por el estado de emergencia y, según el Gobierno, facilitará las condiciones para que los bancos presten capital de trabajo a las empresas, por un plazo de hasta 48 meses, con un período de gracia de hasta seis meses y por un monto equivalente de hasta tres meses de ventas.

Piñera explicó que “los bancos que presten estos recursos a las empresas beneficiadas, con garantías del Estado, deberán reprogramar todos los créditos preexistentes del deudor beneficiado y postergar toda amortización de sus créditos antiguos hasta que los nuevos préstamos estén íntegramente pagados”. Además, destacó que esto permite “dar un alivio a los emprendedores y proteger las garantías otorgadas por el Estado”.

Desde el Ejecutivo destacaron que están trabajando en un sistema permanente que permita proteger a los trabajadores independientes que emiten boletas de honorarios, frente a situaciones como la generada por la pandemia del coronavirus.

¿QUÉ DICEN LOS GREMIOS?

Antes las medidas, algunos de los principales gremios dieron de la industria hablaron acerca de la segunda parte de Plan de Emergencia.

Ricardo Margulis, presidente de Fedetur, valoró las medidas económicas anunciadas ayer por el gobierno. “Las medidas son muy positivas, ya que uno de los temas que hemos estado tratando con la autoridad es la necesidad de inyectar liquidez a las empresas, pero no sólo a las más pequeñas y medianas, sino también incorporar a las grandes, que son las que dan más empleo en la industria, así como también dan trabajo a cientos pymes”, destacó.

Margulis explicó que “la creación de un fondo de garantía estatal para que los bancos puedan otorgar líneas de crédito de capital de trabajo a las empresas con ventas de hasta 1 millón de UF, es positiva, y va en la línea de lo que hemos estado pidiendo como sector”. Pero hizo hincapié en que “lo importante es que este mecanismo sea claro, para que la banca pueda operar con rapidez y no nos quedemos entrampados en tramitaciones que dificulten su implementación”.

“Estamos viviendo un momento de mucha urgencia financiera, como sector estamos sin ingresos desde marzo y lo cierto que también por los próximos meses, por lo tanto, es importante que estas acciones funcionen con premura”, finalizó.

Máximo Picallo, presidente de Achiga, manifestó que “vemos con bastante esperanza el Plan, ya que creemos que estas medidas servirán para palear el gran drama que están viviendo especialmente el área de los restaurantes”.

El representante gremial explicó que “uno de nuestros petitorios era inyectar liquidez a los restaurantes y los créditos con aval del estado hacen eso específicamente, además tienen un plazo bastante largo –que puede llegar a los 48 meses– y con un período de gracia de seis meses. Consideramos que un crédito de esas características le da un respiro a nuestra industria, en especial por no sólo está pensado en las pymes, sino también en las empresas de mayor tamaño, porque con esta crisis están afectadas las compañías de todos los tamaños”.

“Apelamos a que el sistema sea expedito y la banca actué en consecuencia con los anuncios, de manera que los créditos lleguen rápido. Las necesidades de capital de trabajo que tienen las firmas del sector gastronómico son apremiantes y urgentes”, concluyó Picallo.

En tanto, Hernán Lewin, director de Hoteleros de Chile, señaló que “estas medidas son un importante aporte, un salvavidas para el rubro hotelero. Somos la primera o segunda de las industrias más afectadas, con el 97% de los establecimientos turísticos en todo Chile cerrados y sólo el 3% con una ocupación del 10% en algunas ciudades capitales”.

El representante gremial agregó que por el período que tendrán una ayuda mientras dura el Plan, pero mostró preocupación por lo que pasará después: “Como industria hotelera nos ha preocupado proteger el capital humano y los empleos y cuidar la salud de pasajeros y empleados. El objetivo es que no haya despidos, pero eso dependerá de la velocidad de la reactivación”. “Estamos preocupados porque la recuperación será muy paulatina. Siendo optimistas, la estabilidad podría volver recién en un año más”, sentenció Lewis.

Deja tu comentario