OMT

Turismo internacional: marcada recuperación, pero desigual

El turismo internacional recuperó en los primeros 5 meses de 2022 casi la mitad de los viajes de 2019. Estudios de la OMT también marcan disparidades.

La foto de los primeros cinco meses de 2022 muestra una recuperación fuerte y constante del turismo internacional, capeando por ahora los retos de la inestabilidad económica y geopolítica mundial.

Según el último Barómetro del Turismo Mundial de OMT, en los cinco primeros meses de 2022 se registraron casi 250 millones de llegadas internacionales. Esta cifra triplica (+221%) los 77 millones de arribos registrados entre enero y mayo de 2021.

De todos modos, los arribos globales se mantienen un 54% por debajo de los niveles del mismo período de 2019.

“La reactivación turística se ha acelerado en muchas partes del mundo, sorteando los retos que se interponen en su camino”, dijo el secretario general de la Organización Mundial del Turismo, Zurab Pololikashvili, quien aconsejó, al mismo tiempo, mantener cautela ante los “vientos económicos en contra y los desafíos geopolíticos que podrían afectar al sector en lo que queda de 2022 y después”.

Quiénes lideran la reactivación

El Viejo Continente multiplicó por más de cuatro las llegadas internacionales con respecto a los cinco primeros meses de 2021 (+350%), impulsado por la fuerte demanda intrarregional y la eliminación de todas las restricciones de viaje en un número creciente de países. Por su parte, en América los arribos se duplicaron con creces (+112%).

Sin embargo, en ambos casos el fuerte repunte se mide con los débiles resultados de 2021 y las llegadas todavía se mantienen un 36% y un 40% por debajo de los niveles de 2019, respectivamente.

El mismo patrón se observa en otras zonas. A pesar del fuerte crecimiento en Oriente Medio (+157%) y África (+156%), las cifras siguen siendo un 54% y un 50% inferiores a las de 2019, respectivamente, y en el caso de Asia y el Pacífico, aunque casi duplican a las llegadas (+94%), los números son un 90% inferiores a los de la prepandemia.

Otro de los patrones que dejan a la vista las estadísticas de OMT son las disparidades en la recuperación a nivel regional.

Por caso, en América, el Caribe y América Central ya han alcanzado entre el 70% y el 80% de los niveles de turistas internacionales previos a la pandemia. Al punto que cuatro de los seis destinos mundiales que tuvieron la mejor performance comparada con 2019 son de esta región (Islas Vírgenes, St. Maarten, Honduras y Puerto Rico).

Por su parte, Sudamérica no logra llegar al 40% de los arribos internacionales previos a la crisis sanitaria.

El gasto también crece

El aumento del gasto turístico de los principales mercados emisores está en línea con la recuperación observada. El dinero desembolsado por los viajeros de Francia, Alemania, Italia y Estados Unidos se sitúa ahora entre el 70% y el 85% de los niveles anteriores a la pandemia, mientras que el gasto de la India, Arabia Saudita y Qatar ya ha superado los niveles de 2019.

shutterstock_1060369922.jpg
El turismo internacional arrasa en Qatar: es una de las tres naciones en el mundo que han superado los niveles de arribos de 2019.

El turismo internacional arrasa en Qatar: es una de las tres naciones en el mundo que han superado los niveles de arribos de 2019.

En cuanto a los ingresos por turismo internacional obtenidos en los destinos, un número creciente de países –Moldavia, Serbia, Seychelles, Rumanía, Macedonia del Norte, Santa Lucía, Bosnia y Herzegovina, Albania, Pakistán, Sudán, Bangladesh, El Salvador, México, Croacia y Portugal– han recuperado plenamente sus niveles prepandémicos.

Te puede interesar: Marketing turístico post Covid

Según la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), la reducción global de la capacidad aérea internacional en 2022 se limitará a un 20% o 25% de los asientos ofrecidos por las compañías aéreas con respecto a 2019.

La resiliencia del sector también se refleja en las tasas de ocupación hotelera. Según los datos de la empresa de referencia, STR, las tasas de ocupación global subieron al 66% en junio de 2022, desde el 43% de enero.

Sin embargo, una demanda más fuerte de lo esperado ha creado importantes retos operativos y de mano de obra, mientras que la guerra en Ucrania, el aumento de la inflación y los tipos de interés, así como los temores a una desaceleración económica, siguen suponiendo un riesgo para la recuperación.

El Fondo Monetario Internacional apunta a una ralentización económica mundial del 6,1% de 2021 al 3,2% en 2022, y luego al 2,9% en 2023.

Los escenarios prospectivos de OMT publicados en mayo de 2022 apuntan a que este año las llegadas internacionales alcanzarán entre el 55% y el 70% de los niveles anteriores a la pandemia. Los resultados dependen de la evolución de las circunstancias, sobre todo de los cambios en las restricciones a los viajes, la inflación actual, incluidos los altos precios de la energía, y las condiciones económicas generales, la evolución de la guerra en Ucrania, así como la situación sanitaria relacionada con la pandemia.

Otros problemas más recientes, como la escasez de personal, la grave congestión de los aeropuertos, y los retrasos y cancelaciones de vuelos, también podrían afectar las cifras del turismo internacional.

El tráfico aéreo también levanta vuelo

En línea con los resultados del último Barómetro OMT, la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, en inglés) reportó que en junio de 2022 la recuperación del tráfico aéreo se mantuvo fuerte.

En números, esto significó que los ingresos medidos por pasajeros por kilómetro (índice RPK) fue un 76,2% mayor que en junio de 2021, principalmente gracias al crecimiento del tráfico internacional, ahora al 70,8% de los niveles previos a la pandemia.

El movimiento doméstico se situó un 5,2% por encima del año anterior, en tanto que el internacional creció un notable 229,5%, índice que IATA atribuye principalmente a la eliminación de las restricciones de viaje en las mayores partes de Asia-Pacífico.

El RPK de tráfico aéreo doméstico, siempre medido de junio 2022 vs. junio 2021, fue un 81,4% superior; el internacional, un 65% mayor.

Al respecto, Willie Walsh, director general de IATA, expresó: “Con la temporada de viajes de verano del hemisferio norte ya en marcha, las predicciones de que el levantamiento de las restricciones de viaje desencadenaría un torrente de demanda de viajes reprimida se están confirmando. Al mismo tiempo, satisfacer esa demanda ha demostrado ser un desafío y probablemente seguirá siéndolo”.

En tal sentido, Walsh remarcó: “Solo observen los problemas a los que se enfrentan las aerolíneas y sus pasajeros en algunos aeropuertos centrales. Estos aeropuertos no pueden respaldar su capacidad declarada (…). La flexibilidad sigue siendo esencial para apoyar una recuperación exitosa”.

“Al limitar el número de pasajeros, los aeropuertos impiden que las aerolíneas se beneficien de la fuerte demanda. El aeropuerto de Heathrow ha tratado de culpar a las aerolíneas por la interrupción. Sin embargo, los datos de Rendimiento del Nivel de Servicio de los primeros seis meses de este año muestran que no ha podido proporcionar los servicios básicos y ha perdido su objetivo de nivel de seguridad del pasajero por 14,3 puntos. Los datos de junio aún no se han publicado, pero se espera que muestren el nivel más bajo de servicio del aeropuerto desde que comenzaron los registros”, dijo Walsh.

Resultados por regiones

-Asia-Pacífico: con un 492% de crecimiento en junio de 2022 sobre el mismo mes del año anterior, se trata de la región que lidera la recuperación del tráfico aéreo en todo el planeta. La capacidad aumentó un 138,9% y el factor de ocupación hizo lo propio en 45,8 puntos porcentuales hasta llegar al 76.7%. La región está en estos momentos relativamente abierta a los visitantes extranjeros, lo que está ayudando a fomentar su restauración.

-Europa: el tráfico de los transportistas europeos aumentó en junio un 234,4% en comparación con junio de 2021. La capacidad subió un 134,5% y el factor de ocupación ascendió 25,8 puntos porcentuales, alcanzando un 86,3%. Es de destacar que el tráfico internacional dentro de Europa está por encima de los niveles previos a la pandemia en términos desestacionalizados.

-Medio Oriente: en esta región el aumento del tráfico de las líneas aéreas creció un 246,5 % en junio pasado en comparación con junio del año anterior. La capacidad subió un 102,4%, en tanto que el factor de ocupación lo hizo en 32,4 puntos porcentuales hasta el 78,0%.

-América del Norte: aquí, los operadores experimentaron un aumento del tráfico del 168,9 % en junio en comparación con el período de 2021. La capacidad aumentó un 95,0% y el factor de ocupación lo hizo en 24,1 puntos porcentuales hasta el 87,7%, que fue el más alto de todas las regiones.

-América Latina: las aerolíneas del subcontinente experimentaron en junio pasado una suba del 136,6% sobre el mismo mes de 2021. La capacidad aumentó un 107,4% y el factor de ocupación creció 10,3 puntos porcentuales, llegando al 83,3%. Después de liderar el tráfico de todas las regiones en términos de factor de carga durante 20 meses consecutivos, América Latina retrocedió al tercer lugar.

África: las aerolíneas africanas tuvieron un aumento del 103,6% en los RPKs de junio 2022 en comparación con un año atrás. La capacidad se elevó un 61,9% y el factor de ocupación subió 15,2 puntos porcentuales hasta situarse en un 74,2 %, el más bajo entre las regiones. El tráfico internacional entre África y las regiones vecinas está cercano a los niveles prepandémicos.

Deja tu comentario

Notas de tapa