Divisas

Dólar a precio histórico: ¿la nueva amenaza a la industria?

Esta última semana el precio del dólar rompió todos los récords. ¿Afectará la intención de viaje de los chilenos? ¿Cómo influye en el turismo receptivo?

El peso chileno cerró junio como la segunda moneda con peor desempeño del mundo. Así de dramática es la situación de la moneda nacional frente al dólar, que esta semana volvió a romper su récord: el billete verde llegó a un valor que toca los $ 1.000, con altas posibilidades de seguir subiendo.

"Mientras sigamos viendo al dólar fortalecido a nivel global producto a los miedos de recesión y el cobre continúa con caídas producto de los mismos temores y un menor control del covid en China, podríamos ver mayores niveles de precio en el tipo de cambio", señaló a Emol Juan Ortiz, analista senior de mercados de XTB Latam.

La guerra de Ucrania, los riesgos de una recesión en Estados Unidos, una constante incertidumbre política en Chile y el desplome del precio del cobre, han generado una “tormenta” perfecta que se ha dejado sentir en la divisa local, escenario que podría llegar a convertirse en un nuevo “dolor de cabeza” para la industria turística.

Ante esta agresiva alza, la vicepresidenta ejecutiva de Fedetur, Helen Kouyoumdjian, señaló que "desde el punto de vista interno, un mayor precio del dólar también incide en la inflación, que a su vez golpea a los servicios turísticos, ya que suben los costos de operación de las empresas del sector, lo que se ve reflejado en el aumento del precio final al consumidor".

En cuanto al turismo emisivo, algunos agentes indicaron que el alza histórica del dólar se hizo sentir inmediatamente en las ventas durante la semana pasada.

“De partida hay un tema psicológico. La gente ve que el dólar está a más de $900 y empieza a asustarse y a esperar. Noté inmediatamente esta semana una disminución de cotizaciones”, señaló Daniela Mocarquer, de la agencia Next Travel.

“Un paquete que costaba US$1.500, ahora con el alza del dólar son alrededor de $150.000 más por persona. Si es una familia de cuatro ya son $600.000 más. Eso sumado a que los boletos suben todos los días, hace que haya habido poco cierre de compras los últimos días”, agregó.

Emisivo: los precios suben… ¿las ventas bajan?

Es algo patente que el alza de precios se ha hecho sentir en los productos turísticos. Según el último Boletín Estadístico del Índice del Precio al Consumidor (IPC) del INE, en el último año, el alojamiento aumentó un 20% en sus precios, y el transporte aéreo un 104%, lo que -sumado a esta alza histórica del dólar- definitivamente podría influir en la compra de paquetes turísticos y en el comportamiento del viajero.

Sin embargo, para Lorenzo Posse, gerente comercial de Cocha, a pesar de todos estos factores en contra, la intención de viajar del chileno se mantiene intacta.

A nivel intención de viaje no han habido mayores cambios. Nuestros clientes siguen con las mismas ganas de viajar de siempre. Lo que sí notamos es un aumento de consultas por destinos internacionales más cercanos”, indicó.

Según comentó, las principales consultas están siendo para Fiestas Patrias, con un alto interés por viajar dentro de la región, y también por Chile.

“Hoy la venta se concentra principalmente en el Caribe, Sudamérica y Chile. A diferencia de otros meses, Estados Unidos y Europa ya no lideran el top de ventas y asumimos que se debe al alza del dólar. A modo de ejemplo, los destinos más vendidos actualmente son Buenos Aires, Lima, Río de Janeiro, Cartagena, San Andrés, Bogotá, Florianópolis, Puerto Montt, Cusco, Cancún y Punta Cana”, expresó.

Precio dolar chile.jpeg
El peso chileno fue la moneda más devaluada frente al dólar en la región durante junio.

El peso chileno fue la moneda más devaluada frente al dólar en la región durante junio.

En cuanto a venta de cruceros, según comenta Francisco Javier Gamio, gerente general de Tempo Reps, el panorama es similar.

“Ahora tenemos el dólar disparado. Eso nos ha afectado, porque los cruceros que nosotros vendemos están todos en dólares y se está encareciendo. Lo que antes costaba $800.000 hoy está a $900.000 por persona. Si lo multiplicas por cuatro son $400.000 que se te suman sólo por tipo de cambio”, señaló.

Pero Gamio agregó que, a pesar de estos elevados precios, sigue existiendo una importante intención de compra por parte del pasajero nacional por este tipo de productos.

“Nuestros principales puertos de salida de los chilenos son Miami y cualquier conexión con Madrid, y los valores de los pasajes están al doble, o casi el triple de lo que estaban el año pasado. Por lo que no es poco meritorio que estemos vendiendo un volumen cercano a lo de 2019 con esos factores. Lo que sí se ha notado son un gran número de reservas ‘para ahora’, contrario a antes que se hacían con mucha anticipación”, dijo.

¿Y qué pasa con el receptivo?

Las opiniones respecto a cómo afectará el alto precio del dólar al turismo receptivo están divididas. Para Alejandro Álvarez, presidente de Turismo Receptivo de la Asociación Chilena de Empresas de Turismo (Achet), el valor de la moneda estadounidense juega un papel “a la inversa” de lo que ocurre con el emisivo.

“Esto hace que el país sea un poco más barato para venir, por lo que la influencia es positiva. Creo que podría contribuir positivamente en la llegada de turistas. Ahora que tenemos menos restricciones para entrar a Chile hay mayor interés en venir, y estos precios pueden afectar para bien. El turista tiene el concepto de que Chile es costoso y ahora estamos mucho más baratos para salir a comer o hacer cualquier actividad turística por el tema cambiario”.

El mismo diagnóstico lo comparte Helen Kouyoumdjian, de Fedetur, quien indicó que "es beneficiosa para quienes visiten el país y traigan dólares, porque podrán obtener una mayor cantidad de moneda nacional, por lo que el tipo de cambio los beneficia".

Sin embargo, para Rodrigo Ruiz, vocero del Movimiento Rescate al Turismo y gerente general del mayorista receptivo online Far Out Trails, esta alza del dólar sí podría generar consecuencias negativas en las llegadas.

“El tema del dólar es complejo, porque si bien para nosotros como empresa receptiva que nos paguen en dólares nos genera un margen adicional a lo que teníamos considerado inicialmente, afecta también a toda la cadena turística. Lo que nos ha ocurrido directamente a nosotros es que esta alza se suma a todos los problemas de inestabilidad que se produjeron producto del estallido social y posteriormente por la pandemia y las restricciones de ingreso”, declaró.

Para Ruiz, el principal problema con estas alzas de la divisa verde es la incertidumbre que genera a la hora de calcular los precios de los programas.

“El dólar lo que está haciendo es que todos los proveedores de la cadena turística retrasen las tarifas para la siguiente temporada. Hay proveedores que aún no tienen tarifas para la temporada alta de este año. Y eso hace que todo el proceso de comercialización se retrase profundamente, lo que evidentemente nos afecta en la posibilidad de generar ventas hoy para paquetes turísticos que van a traer pasajeros el próximo año”, precisó.

Para el vocero, el tema de las tarifas es de suma importancia porque el turismo receptivo funciona a largo plazo.

“En estos momentos, por ejemplo, me encuentro cotizando un grupo que es para noviembre de 2023, así que nosotros trabajamos con tiempos que son mucho mayores de los que tiene el turismo interno. Como las tarifas están modificándose, en Rapa Nui, Patagonia y San Pedro de Atacama tenemos dificultades, porque los proveedores no saben cuánto van a tener que estimar en términos de alza las tarifas, lo que nos limita en la posibilidad de comercializar cosas hoy”, dijo.

Para concluir, Ruiz indicó que “el alza del dólar no es buena noticia para ningún chileno. Y para una industria que tiene que lidiar con altos costos, en un destino reconocido por lo caro, lo único que hace esta alza es que el país sea más difícil de comercializar. Necesitamos generar condiciones mínimas de certidumbre”.

Ver también: Vacaciones de invierno: ¿afecta la inflación al turismo?

Deja tu comentario