Gremios

Achet: se agrava la crisis del turismo receptivo

El presidente del Comité de Turismo Receptivo de Achet, indicó que las nuevas medidas de ingreso al país no han ayudado en nada a vender el destino.

“En WTM Brasil, las empresas emisivas me decían que prácticamente no íbamos a ver un brasileño en el país durante todo el año”. Con estas palabras, el presidente del comité de Turismo Receptivo de la Asociación Asociación Chilena de Empresas de Turismo (Achet), Alejandro Álvarez, ejemplifica lo difícil que ha sido explicar a los operadores extranjeros los particulares requisitos de ingreso a Chile.

Para él, la constante desinformación, y lo engorroso de algunos conceptos como la homologación de vacunas voluntaria, ha hecho que Chile pierda credibilidad y seriedad como destino.

“La problemática mayor que tenemos es cómo comunicamos al resto del mundo lo que está sucediendo en Chile. En ese sentido hay una crítica muy profunda, porque no sabemos comunicar. Deberíamos haber tenido noticias bastante positivas, como fue la apertura de todas de las fronteras terrestres a partir del 1° de mayo. Sin embargo, el Gobierno se demoró cuatro horas en desmentirlo y después a los dos días volvió a confirmarlo. La comunicación al final no es creíble”, señaló.

Álvarez indicó que incluso anuncios ya confirmados -como la apertura de todas los pasos terrestres- genera incertidumbre, ya que no se tiene aún claro cómo operará.

“Yo tengo operadores en el resto del país que no saben a ciencia cierta cuáles van a ser los requisitos para estos pasos fronterizos terrestres ni saben cuáles van a ser sus horarios, no saben si el tema de homologación les va a servir y cómo va a ser la toma de pruebas PCR aleatoria en los pasos. Decir que ya abrimos fronteras terrestres es sumamente positivo, pero lamentablemente queda una sensación de que estamos haciendo las cosas al revés”, indicó el director de Achet.

La crisis del turismo receptivo en discusión

Para Álvarez es esencial poner en la mesa de discusión con el estado la importancia económica que tiene el turismo receptivo para el ingreso de divisas y generación de empleo en el país, y el duro daño que está generando la no llegada de visitantes extranjeros.

“México en 2021, en plena pandemia, recibió 31,8 millones de turistas, y Chile recibió 190 mil. Eso equivale a un 0,5% de los que recibió México. En un año normal, como el 2019, México recibió 45 millones de turistas y Chile 4,5 millones, lo que equivale a un 10%. Es impresionante lo que hemos retrocedido. En el mejor año del turismo en Chile, 2017, el receptivo representó el 60% de todos los ingresos de turismo, que fueron casi US$ 3.785 millones en total", señaló.

"Le queremos hacer entender a las autoridades que más que ayuda financiera, lo único que pedimos es que nos dejen trabajar, crear empleos y desarrollar las empresas”, remarcó el representante de Achet.

“Chile rompió la reciprocidad”

Alejandro Álvarez ha sido muy crítico con la nueva homologación de vacunas voluntaria, la cual suponía una flexibilización de los requisitos de ingreso al país. Sin embargo, para él esta voluntariedad tiene una “letra chica” y no ha significado un aumento en el interés por venir al país.

“Del 14 de abril en adelante (día que entró en vigencia la voluntariedad) no ha habido una explosión de turistas hacia Chile. No es como creen las autoridades, que sólo dando el anuncio van a empezar a llegar turistas en forma masiva (...) Es sumamente engorroso porque cómo explicas el término voluntario si es que realmente no tienes muchas opciones para estar en Chile. Me refiero a ir a un restaurante, algo tan lógico como eso, porque le tienen que pedir pase de movilidad y no lo tiene; o subirse a un avión para poder recorrer Chile. Cuando le comento a operadores extranjeros que esta homologación voluntaria es necesaria para poder tomar vuelos dentro del país me dicen 'no te lo puedo creer, es una tomadura de pelo'. Para ir a Magallanes o San Pedro de Atacama obligatoriamente hay que hacer la homologación”, señaló.

Como ha mencionado en entrevistas anteriores, para el director de Achet la homologación -requisito solicitado solamente por las autoridades chilenas- también genera animadversión en contra de la imagen del país.

“Seguimos insistiendo que es una falta de respeto con los documentos oficiales de otros países, y que la reciprocidad que estaba dando Chile y que siempre había sido una política de estado, hoy la estamos cortando. Somos el único país de Latinoamérica que está pidiendo homologar vacunas. ¿Qué es la homologación?, que la persona se haya puesto la vacuna. Quienes somos nosotros los chilenos para exigirle a cualquier persona que desee viajar si esa vacuna es real o no”, expresó.

Otro tema preocupante, según el parecer de Achet, es el excesivo tiempo que demora la homologación (20 a 40 días) y que no ha existido de parte de las autoridades información de en qué consiste particularmente el trámite.

“Nosotros tenemos a través de los gremios, de Achet, de Fedetur, una instancia para pedir ayuda y es una labor titánica, porque todo el mundo está presionando para que puedan validar. Y lamentablemente eso funciona. Quiere decir que si uno presiona un poco, le van a apurar la validación, pero no debería ser así. Todavía no sabemos qué es lo que están validando y por qué se puede demorar entre 20 y 40 días. No sé si llaman por teléfono a cada país, a cada ministerio a preguntar si el lote de la vacuna es real, si lo tienen o no lo tienen y eso es lo terrible”, declaró.

“No hemos logrado convencer al Minsal”

El representante gremial indicó que en con la actual subsecretaria de Turismo, Verónica Kunze, el sector ha encontrado “una tremenda aliada” para comunicar a las autoridades los problemas que sufre hoy la industria del turismo nacional, y que eso también permite que la conversación sea “más fluida” que con la administración anterior.

“Yo siento que la subsecretaria actual sabe de turismo. Eso nos permite avanzar mucho más rápido, no tenemos que andar explicando cómo está la situación. Ahora el tema es cómo hacemos caer en cuenta al Minsal que tiene que cambiar las medidas o ser eficientes con la rapidez de la homologación”, expresó el representante de Achet, agregando que “aquí quien tiene la última palabra es la mesa de expertos que instauró este nuevo Gobierno, que es más amplia de lo que había antes, en la cual el turismo está representando, entiendo, por el Ministerio de Economía. Pero el turismo no ha logrado convencer y poner con fuerza la necesidad imperiosa que tenemos”.

Ver también: Achet: "Chile no puede esperar"

Temas relacionados

Deja tu comentario

Notas de tapa