Inicio
Actualidad
Alojamiento

Tasa de alojamiento: la "piedra de tope" en el Proyecto de Ley de Reactivación Turística

Mientras algunos están a favor del proyecto tal como está, otros disparan en contra de la tasa de alojamiento para turistas extranjeros.

El proyecto de Ley de Reactivación de Turismo apareció como una “iniciativa salvavidas” de parte del Gobierno con un fin claro: la recuperación del turismo receptivo hasta alcanzar los niveles prepandémicos.

Con los objetivos centrales de aumentar el presupuesto de promoción e incentivar la venida de turistas extranjeros, el proyecto de ley se presentó al Congreso incluyendo tres grandes aspectos: la devolución del IVA a turistas extranjeros por bienes comprados en territorio nacional; la incorporación de una tasa al alojamiento de turistas extranjeros para aumentar el financiamiento de la promoción turística de Chile; y la devolución del IVA para promover producciones audiovisuales extranjeras en el país.

Y si bien las asociaciones gremiales del sector están de acuerdo con que se establezca una ley que se haga cargo del problema, ha habido varias objeciones respecto al proyecto tal y como está escrito ahora, sobre todo con la tasa de alojamiento.

De hecho, la Comisión de Hacienda decidió aplazar la votación de la iniciativa y extender la revisión luego de las observaciones expuestas por gremios de pymes turísticas.

“Después de la exposición que nosotros hicimos los diputados tomaron conciencia de la poca participación que tuvieron los gremios en el diseño de este proyecto de ley, y la necesidad de poder generar un espacio de debate, de contribución para poder mejorar”, señaló Evelyn Henríquez, presidenta de ChileSertur, asociación gremial que reúne a mipymes del rubro y que expuso frente a la Comisión.

¿Una planificación a puertas cerradas?

Uno de los dardos desde las asociaciones gremiales al proyecto es que acusan que la propuesta fue desarrollada “a puertas cerradas” sin consultar las opiniones del sector. Según señalan, solo Hoteleros de Chile fue partícipe activo en el desarrollo del modelo, por lo que apuntan a que en algunos aspectos el diseño tiene una mirada que favorece a las grandes empresas.

“Solo por la consulta que nosotros hicimos hacia la Subsecretaría de Turismo pudimos conocer algo de la propuesta cuando ya había ingresado a la Comisión de Hacienda en el Congreso, y no tuvimos oportunidad de modificar nada porque ya estaba en discusión en el Parlamento”, indicó Adriana Aguilar Lagos, gerente de la Cámara de Turismo de Última Esperanza.

Esta es una opinión que comparte Miguel Maldonado, presidente de la Cámara de Turismo de Arica, quien fue enfático al señalar que no se enteró del proyecto por medio de las entidades de Gobierno.

“Originalmente este proyecto de ley iba a ingresar sin ser visto por los gremios. Nosotros como Cámara no sabíamos que existía esta iniciativa; no se nos consultó ni se nos comentó que había un proyecto de ley que se quería generar para mejorar la promoción. Ahí ya partió un poco extraño”, dijo.

Al ser invitada a la Comisión de Hacienda donde se discute el proyecto, Evelyn Henríquez, de ChileSertur, también expuso su descontento con las autoridades del Ejecutivo.

“Estamos sentidos con el Gobierno porque no se nos consultó a los gremios sobre este proyecto previo a su ingreso (...) Consideramos que es un proyecto necesario, pero sin embargo quizás el codiseño va a contribuir a mejorar el proyecto ingresado”, declaró.

chilesertur pdl diputados propuesta.jpg
Evelyn Henríquez, presidenta de ChileSertur, presentó ante la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados.

Evelyn Henríquez, presidenta de ChileSertur, presentó ante la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados.

Tasa de alojamiento: la gran piedra de tope

El principal punto de descontento de las pequeñas empresas del turismo es la tasa de alojamiento. El proyecto de ley propone una Tasa fija de 1,25% aplicada al pago de servicios de alojamiento de turistas extranjeros que utilicen el beneficio de la Factura de Exportación. Ese dinero será destinado directamente a la promoción internacional del país con el fin de atraer a nuevos turistas.

Adriana Aguilar, de la Cámara de Turismo de Última Esperanza, mencionó que “el mundo hotelero en general no comparte la tasa”, tanto por razones prácticas como por el enfoque de la medida.

“Hoteleros de cadenas fueron los que propusieron esta medida como una acción casi desesperada, creo, con el objetivo de buscar un mayor presupuesto para hacer promoción internacional. Las empresas más grandes podrán disponer de mayor personal de atención y que maneje bien una factura de exportación. Además, su segmento de clientes será un turista más preparado que entenderá de qué se trata la recaudación”, dijo.

Los gremios hoteleros acusan que esta medida les va a generar una serie de inconvenientes en el trabajo diario, y que también generará problemas con los pasajeros.

“Para cobrar esta tasa tiene que haber una organización empresarial acorde con un servicio o un producto de exportación, y al mismo tiempo, como es una recaudación en dólares, las empresas de menor tamaño deberán tener una cuenta en dólares. Hay requisitos que son del orden financiero, administrativo, de equipamiento e infraestructura del alojamiento que se tienen que cumplir para aplicar esta tasa”, agregó Aguilar.

Por su parte, Miguel Maldonado, de la Cámara de Turismo de Arica, opinó que la promoción internacional no es una carga que se le tiene que asignar al rubro hotelero.

“Llevo 17 años en el rubro y siempre termina el hotelero cubriendo estos porcentajes adicionales. Nosotros siempre estamos haciendo ofertas para atraer clientes y tenemos que pagar las comisiones de plataformas como Booking y Despegar, que no son menores. A veces los clientes cuestionan el precio, y al final terminas tú asumiendo ese gasto”, mencionó.

Maldonado afirma que otro problema de esta tasa es que no beneficia de ningún modo a quien la está pagando.

“A la larga vamos a tener que explicar el porqué de este valor adicional. Y el turista va a decir: ‘bueno ustedes van a hacer promoción internacional gracias a que me están cobrando a mí’. Y ahí tendríamos que mentir, decir que la tasa es por un tema de conservación ecológica para que la paguen con mejor gana”, explicó.

Adriana Aguilar complementó diciendo que “ningún país o destino turístico aplica una tasa para cubrir el déficit de presupuesto en promoción”.

¿Todo para promoción internacional?

Otro aspecto que algunos actores del turismo critican de la tasa es que la totalidad de los fondos recaudados por la tasa sean para promoción internacional.

Luis Martínez, de la Asociación Gremial de Turismo Rural (Achitur), manifestó: “El objetivo de este proyecto es atraer más turistas a Chile, ese es el eslogan, pero la recaudación de turismo interno es casi el 80% de lo que se aporta al sector versus el 20% del turismo receptivo, y resulta que actualmente le colocamos el 90% del presupuesto a la promoción internacional. Hoy nos olvidamos de que fue el turismo el que salvó a la industria”.

Luego, agregó que “los que piden más promoción internacional, ¿dónde tienen su apuesta? Gremios como Hoteleros de Chile están ubicados principalmente en las grandes capitales, no tienen microempresas, que son las que sostienen a la industria del turismo. Están pensando en llegadas a Santiago fundamentalmente y a algún hotel en un territorio como Torres del Paine, pero no en el resto del territorio chileno, que no se beneficia con eso”.

También existen dudas respecto a las cifras de recaudación calculadas por la Subsecretaría de Turismo con el proyecto, y algunos gremios mencionan que será mucho menor a lo estimado por la falta de aplicación de algunas variables.

Adriana Aguilar explicó los motivos: “La fórmula fue calculada por el total de visitantes internacionales que llegan a Chile, sin considerar que no todos van a pagar alojamiento en un hospedaje formal. Si soy un turista argentino, y veo que en un hospedaje formal me van a cobrar la tasa posiblemente yo elija un informal, porque pago menos”.

“Lo que nosotros estamos pidiendo es que se reformule la recaudación con otro método. Hemos propuesto, por ejemplo, que el cobro se haga a todas las personas que ingresen a Chile en calidad de turista extranjero, y así se recaudaría efectivamente lo que ahora estiman, pero de mala manera”, complementó.

Mientras tanto, los diferentes gremios aún exponen sus puntos en la Comisión de Hacienda. El martes 2 de julio es el turno de la Federación de Empresas de Turismo de Chile (Fedetur), la que aún no ha expuesto su postura oficial frente a la tasa de alojamiento.

“Creo que el espíritu de la ley es positivo. Nosotros necesitamos como país incrementar los fondos para la promoción y hay que buscar fórmulas para poder concretar eso, y una de ellas que propone esta ley es la famosa tasa que sería recaudada por los hoteleros”, adelantó la presidenta ejecutiva de Fedetur, Mónica Zalaquett, en una entrevista con el Mercurio de Valparaíso.

Deja tu comentario