Inicio
Actualidad
Novojet

Cierre de Novojet: los entretelones de una quiebra que remeció a la industria

80 agencias de viajes perjudicadas, 600 pasajeros con viajes cancelados y constante fuego cruzado con Sernatur son parte de los coletazos en el caso Novojet.

La noticia fue una bomba para todos: el 30 de abril Novojet, uno de los turoperadores más importantes del mercado nacional anunciaba su cierre, el que comenzaría a regir al día siguiente, el 1° de mayo.

Y la primera sorpresa la recibieron sus trabajadores. Esa mañana, 28 empleados de la compañía fueron informados de su desvinculación. Según señalan, ninguno de ellos tenía pistas de lo que estaba sucediendo con el mayorista ni previeron que la situación llegaría a tal punto.

Por la tarde, el mismo comunicado que fue leído a cada uno de los trabajadores al momento de su despido fue difundido a todo el mercado turístico.

“Con profunda tristeza lamentamos comunicar a ustedes el cierre de las operaciones de Novojet Chile de manera inmediata”, señalaba, apuntando los dardos al Estado y a Sernatur como los culpables -directos e indirectos- del fulminante cierre.

La razón directa: las deudas pendientes con la Delegación Presidencial de Valparaíso, por alojamientos entregados a los afectados por los incendios de febrero de este año, que según la empresa ascenderían a $240 millones.

La indirecta: La pérdida de la licitación del programa Vacaciones Tercera Edad, que mantuvieron por más de 20 años.

“La empresa pasa inmediatamente a cesación de pagos, para proceder a su liquidación en una búsqueda de mitigar al máximo posible las consecuencias negativas para pasajeros, agencias, proveedores y nuestro querido equipo de trabajo”, concluían en el comunicado.

Por supuesto, como ocurre en la mayoría de estos casos, las acusaciones de “estafa” y “negligencia” hacia el turoperador no tardaron en llegar.

Los “daños colaterales”

La noticia del cierre golpeó a muchos: a los 28 empleados despedidos se sumaron las cerca de 80 agencias de viaje perjudicadas y los 600 pasajeros con viajes cancelados sin devolución.

Ante tantos damnificados, la noticia no tardó en salir en los medios nacionales. El área de investigación de Radio Biobío sacó un reportaje llamado “La caída de Novojet: la crisis que hunde a operadores turísticos chilenos”, en el que se hace un catastro de la magnitud de afectados por el cierre.

“Desde Turismo Maipú, denunciaron que pasajeros compraron viajes que se cancelaron, por $12 millones de pesos. En el caso de La Serena Turismo, tienen clientes a quienes se les debería devolver $1.547.000 por viajes suspendidos. Y en el caso de clientes que trataron con la agencia AT Travel Chile, el monto aumenta a $13.640.088. Estos gastos fueron pagados por los pasajeros a las cuentas de Novojet, con las agencias funcionando como intermediarias”, se menciona.

Fue otro turoperador nacional, Travelaway, quien comenzó a tomar algunos casos, con el fin de que varios de estos viajes pudieran ser realizados.

Desde este mayorista explicaron que “algunos agentes nos contactaron, decían cosas como ‘mira estoy desesperado, tengo cinco pasajeros a Europa, tengo clientes en Chile y si no respondo podría ser fatal para mi empresa, en qué me puedes ayudar’, allí nosotros contactábamos a los proveedores para saber qué cosas ya estaban pagadas y cuáles no, dejando personal exclusivo para este gran problema y a varios dando los créditos para pagar a largo plazo sin lucro, asumiendo además financieramente muchos viajes solo con la palabra del agente de viajes, que se comprometía a pagar sus cuotas”.

Según describen, con el fin de ayudar a estos agentes de viajes, el turoperador empezó a negociar con diferentes destinos tarifas netas para los clientes que quisieran continuar con su viaje. Quienes ya tenían abonado su vuelo volvían a pagar su terrestre a bajo precio, o al revés: quienes tenían su terrestre tenían la opción de volver a pagar su aéreo a precios netos.

Así, indican que Travelaway ya ha sacado a cerca de 250 pasajeros afectados por Novojet. Y si bien aseguran que no han obtenido réditos económicos en esta acción, sí han conseguido ampliar su cartera de agencias de viajes, captando la confianza sobre todo de algunas pequeñas orientadas al adulto mayor, tanto en Santiago como en regiones.

Por otro lado, los ex empleados de Novojet también acusan que se han visto doblemente afectados. Porque además de vivir la pérdida de su fuente de ingresos, señalan que hay irregularidades en sus despidos e indemnizaciones.

Uno de los ex empleados de la empresa denunció a Biobío que los trabajadores decidieron no firmar los finiquitos por los bajos montos ofrecidos, y que las razones del despido presentadas en el finiquito no son las reales.

“El contrato de trabajo ha terminado por la causa de caso fortuito (…) conforme lo dispone el Ar. 159 N°6 del Código del Trabajo”, se describía en el documento, sin que se mencionara el quiebre de la empresa.

Los trabajadores también indicaron que al momento de ser notificados de la desvinculación, Novojet Chile Limitada no figuraba en el Registro de Quiebra, ni aparecía sometido a un Proceso Concursal de Liquidación, Reorganización o Renegociación. Por ello, realizaron una denuncia a la Inspección del Trabajo por despido injustificado.

El fuego cruzado con Sernatur

En otro frente, Rafael Novoa, gerente general de Novojet; desde el anuncio del cierre del turoperador ha entregado fuertes declaraciones en contra de Sernatur debido la pérdida de la licitación del Programa Vacaciones Tercera Edad.

“El Sernatur decidió adjudicar las licitaciones a empresas inexpertas y desconocidas en el sector, y cuya defectuosa gestión desde ya, ha generado desconfianza, confusión, disminución y ralentización de este mercado”, indicó Novoa.

Pero las acusaciones iban más allá. Los dardos del turoperador llegaron incluso a lo judicial, acusando que habrían vicios en la licitación.

Imputan, entre otras cosas, que en las Bases Técnicas de la licitación la empresa ganadora (Joker Servicios SPA) incorporó a proveedores de otros oferentes con el patrocinio de Sernatur, y que una solicitud de garantía requerida en el concurso hizo que se desestimara la oferta de Novojet por un tecnicismo.

“Son varios los detalles que sospechosamente bajo una aparente intencionalidad forzaron la balanza a inclinarse a un solo lado”, expresaron.

Además, luego de perdida la licitación, Novoa acusó a Sernatur de convertirse en “un competidor” de la empresa, tomando el producto que Novojet había desarrollado en el segmento de la tercera edad y que había transformado en el programa “Viaja, Actívate, Motívate” (VAM), con paquetes completos en distintos destinos de Chile y el extranjero.

“(Sernatur) ha ido compitiendo contra nosotros, tratando de quitarnos ese espacio en el mercado y han ido modificando todas las bases copiando el producto de Novojet, yendo hacia lo que nosotros liderábamos. Y creo que el rol debería ser al contrario”, declaró Novoa.

A su vez, Sernatur emitió su propio comunicado luego de la quiebra de Novojet, defendiendo la licitación y los cambios realizados en el programa.

“De manera colaborativa, hemos mejorado este programa, aumentando la satisfacción general de los pasajeros, pasando de un 89 por ciento en 2022 a un 96,5 por ciento en 2023, y hemos reducido en un 51,6 por ciento los reclamos formales en el mismo periodo”. También aseguraron que en los últimos ocho meses el programa “ha beneficiado a más de 32 mil personas mayores, quienes han podido visitar distintos destinos nacionales”.

Rafael Novoa.jpg
Rafael Novoa, gerente general de Novojet.

Rafael Novoa, gerente general de Novojet.

Para Novoa, esta respuesta fue como “apagar el incendio con bencina”. Dijo que las cifras de Sernatur estaban infladas y que “muchos de esos programas regionales son full days, o de corta estadía con una o dos noches de alojamiento, y de los que estamos hablando nosotros son programas de cinco, seis y siete noches de alojamiento, entonces no son comparables”.

Según el gerente general de Novojet, si se incluyen todos esos viajes en un sólo número “deberían ser cifras muy superiores en lo que va de año”, aduciendo a que en 2022 el Programa Vacaciones Tercera Edad cerró con más de 30 mil pasajeros viajados a 25 destinos del país.

También, luego de señalar todas estas sindicaciones contra el Servicio, emplazó a Sernatur a “hacerse cargo de esos pasajeros, y hacerse cargo de la industria, de todos los operadores, de los hoteleros, de las agencias de viajes que se están viendo muy afectadas con el cierre”.

“Presupuesto tienen de sobra, porque sabemos que no están siendo capaces de ejecutar los programas que tenían que hacer. Me atrevería decir que les deben sobrar miles de millones de presupuesto por como están ejecutando las cosas”, agregó.

Pero la ayuda de Sernatur vino desde una estrategia distinta. El 10 de mayo, junto a la Subsecretaría de Turismo y sus respectivos equipos legales, se reunieron con las agencias de viajes afectadas por el cierre de Novojet.

“Hemos realizado a través de Sernatur una fiscalización a la empresa y una denuncia ante el Ministerio Público por hechos que pudieran ser constitutivos de delito, resaltando que el programa de Vacaciones Tercera Edad de Sernatur continúa funcionando con normalidad con la empresa que se adjudicó la última licitación”, señaló la subsecretaria Verónica Pardo durante la reunión.

Allí también ambos organismos anunciaron que realizarán un levantamiento de información con las agencias para evaluar el nivel de afectación y analizar acciones que se puedan tomar a futuro, e hicieron un llamado a todos los afectados por Novojet a tomar las acciones pertinentes, resaltando que el Servicio Nacional del Consumidor ya cuenta con todos los antecedentes del caso.

Los últimos descargos de Rafael Novoa

Como última pieza de esta cadena de hechos, el pasado 15 de mayo, Rafael Novoa, desde España, difundió un comunicado a medios de comunicación con el fin de “aclarar los rumores que están surgiendo” frente a la quiebra.

En él se asegura que Novojet desde su cierre de operaciones en el 30 de abril no ha aceptado "nuevas ventas de paquetes turísticos, y por lo mismo no es efectivo que se haya perseverado en su giro”, y también apunta a que “tanto la gerencia como la administración de Novojet Chile están impagos en sus remuneraciones y eventuales indemnizaciones”.

“No podemos aceptar la infamia de que se señale que se siguió vendiendo dolosamente para perjudicar a nuestros clientes y proveedores que tanto apreciamos”, dijo en el comunicado.

Aprovechó además de volver disparar en contra de Sernatur, señalando que “profundizó esta crisis al validar como entes licitantes de sus servicios a terceros inexpertos, incapaces de satisfacer las necesidades del público”.

Por lo mismo, aseguró que está evaluando las acciones legales contra los organismos y funcionarios públicos responsables de esta crisis.

Ex empleados de Novojet corroboraron que la empresa no siguió vendiendo paquetes luego del 30 de abril y que Mundojet, el sistema de reservas de Novojet, estuvo bloqueado desde el fin de semana anterior al anuncio del cierre.

Eso sí, quisieron recalcar que la “gerencia y administración impagas” son sólo cuatro personas, que son las que siguen en la empresa.

“El resto del personal fuimos desvinculados injustamente y no hemos firmado ni se nos han pagado los finiquitos. Lo estamos viendo con nuestro abogado todos los ex empleados en una demanda colectiva”, aseguraron.

Deja tu comentario