Empresas

Pymes turísticas: los acercamientos al proyecto de 40 horas

Dentro del proyecto del ley de las 40 horas, desde el turismo se iniciaron esfuerzos para establecer indicaciones que apunten a las pymes de la industria.

Trabajar mientras el resto descansa. Ese es un mantra para quienes trabajan en el rubro del turismo, y también un problema a la hora de normar el horario laboral en una industria que no duerme y que tiene en los feriados y festivos su mayor movimiento.

Un problema que, hasta el momento, tampoco es recogido en el proyecto de ley que busca reducir la jornada laboral a 40 horas semanales, el cual tomó “nuevos bríos legislativos” debido a la suma urgencia que el Gobierno le dio a la iniciativa.

El Ejecutivo incluyó también nuevas indicaciones al proyecto, entre las que se encuentran una implementación gradual de la reducción a cinco años y medidas compensatorias por los eventuales efectos sobre el empleo. Además se incluye la regulación de jornadas especiales, como la de las trabajadoras de casas particulares, trabajadores de mar y aplicaciones digitales.

Hasta ahora, nada que se adapte a las necesidades particulares del rubro turístico.

“Nuestras observaciones seguramente van a formar parte de la presentación de indicaciones al proyecto”, señaló Evelyn Henríquez, presidenta de la Asociación Nacional Gremial de Mipymes y Profesionales del Turismo, ChileSertur, refiriéndose a que desde el próximo miércoles la Comisión de Trabajo del Senado comenzará a analizar la iniciativa, espacio en que los gremios turísticos esperan ser parte de la discusión.

De hecho, senadores de oposición ya indicaron que uno de los reparos es no perciben que se haya incorporado elementos flexibilidad laboral para rubros específicos, como el turismo.

“Vamos a recibir a todos los sectores para ver qué les parecen estas modificaciones, sectores como turismo, los hoteleros y gastronómicos para ver qué impacto puede generar", indicó el senador UDI, Iván Moreira.

Pymes turísticas: acercamientos con el Gobierno

En este contexto -donde este proyecto de ley se ha convertido en prioritario para el Gobierno-, la presidenta de ChileSertur señaló que como asociación gremial han tenido acercamientos con el Ejecutivo, específicamente con la Subsecretaría del Trabajo, con el fin de plantear sus inquietudes respecto de la iniciativa.

“Es importante que quienes desarrollen este proyecto consideren las particularidades de esta industria. La legislación actual no se hace cargo de la vocación turística del país, y es necesario incorporar una flexibilización en las 40 horas”, indicó.

Evelyn Henríquez agregó que las conversaciones con la Subsecretaría del Trabajo, incluirán también a la Subsecretaría de Turismo, que será la encargada de canalizar las principales demandas del sector.

“En el acuerdo con el subsecretario del Trabajo (Giorgio Boccardo) cuando le planteamos los reparos que nosotros teníamos con el proyecto, surgió que la Subsecretaría de Turismo pueda materializar en un solo documento las observaciones y las inquietudes de nuestro sector. Esto probablemente va a formar parte de la presentación de indicaciones”, dijo.

Al ser consultada sobre las implicancias de una ley de 40 horas para el sector, la subsecretaria de Turismo, Verónica Kunze, expresó que “se ha trabajado con los gremios turísticos recabando sus preocupaciones, y que pueda salir un proyecto acorde a las necesidades que se tienen”.

La subsecretaria recalcó además la importancia de esta iniciativa en la agenda presidencial.

“Se está trabajando para que el proyecto de 40 horas tenga el menor impacto posible, entendiendo que sí hay una necesidad de tener más horas libres para compartir con la familia o para dedicarse a distintas preferencias”, acotó.

40 horas: una realidad que ya está

Conversando acerca del espíritu del proyecto de ley -que apunta al “buen vivir de los trabajadores”, según indicó el presidente Gabriel Boric-, Evelyn Henríquez expresó que como gremio no tienen ningún tipo de inconveniente en su eventual implementación, “ya que la mayoría de nuestros asociados y de las empresas de menor tamaño, exceptuando la gastronomía, efectivamente tienen jornadas de menos de 40 horas”.

“Esto se da porque en la pequeña hotelería y otros servicios turísticos emplean a muchas mujeres, las que muchas veces compatibilizan su trabajo con labores de cuidado. El trabajo juvenil también es muy potente en este segmento, el cual generalmente combina sus labores con estudios”, precisó.

Evelyn Henríquez.jpeg
Las pymes del turismo han tenido conversaciones con la Subsecretaría de Trabajo. Evelyn Herníquez, presidenta de ChielSertur ha sido parte de la conversaciones.

Las pymes del turismo han tenido conversaciones con la Subsecretaría de Trabajo. Evelyn Herníquez, presidenta de ChielSertur ha sido parte de la conversaciones.

El problema -indicó- es que la iniciativa no contempla los horarios especiales que son comunes para el rubro, cuya inclusión con indicaciones especiales podría generar grandes beneficios para sus empleados.

“Nadie quiere pasar por encima de los trabajadores, de sus derechos ni nada por el estilo. Al contrario, la flexibilidad permitiría generar otra calidad de trabajo y generar también formalidad dentro del trabajo turístico”, dijo.

La presidenta de ChileSertur apuntó además que actualmente el Código del Trabajo tiene regulaciones específicas para el sector, pero hace falta una norma general tal como ocurre con rubros como minería y salud.

“Eso es algo que hoy no existe para el turismo. A lo que nosotros aspiramos, dada la vocación del país, las prioridades de este gobierno y la necesidad de formalizar los empleos; es a tener una normativa acorde a la realidad del sector”, precisó.

Luego agregó que la normativa actual no responde a lo que realmente ocurre en la industria.

“La ley básicamente penaliza el trabajo los fines de semana y los festivos. No hay una mirada hacia los sectores turísticos”, declaró.

Desde ChileSertur también indican que otro aspecto que debería tenerse en cuenta es el trabajo migrante, el cual cada día ocupa más plazas laborales.

“Hemos puesto sobre la mesa la necesidad de los derechos laborales de los migrantes. Una normativa podría favorecer a formalizar lo que hoy está súper desregulado. Hay casos de migrantes que incluso autodenunciándose, habiendo iniciado un proceso, a veces demoran años para poder optar a una formalidad laboral”, describió Henríquez.

Subsidios para el sector

Si bien el proyecto de ley incluye apoyos a las pymes para la implementación de las 40 horas, la presidenta de ChileSertur, apuntó a la necesidad de ayudas focalizadas.

“Le comentamos al subsecretario del Trabajo la necesidad de instrumentos focalizados en industrias rezagadas por medidas de este Gobierno, como son los casos del turismo y la cultura”, enfatizó.

También te puede interesar

Ley 40 horas: ¿Cuáles son las indicaciones de Gabriel Boric?

Metch reconoce a mujeres trabajadoras del sector turismo

Air France operará diariamente a Santiago

Araucanía Day: exitosa segunda versión en Santiago

Kissimmee inicia activaciones en el mercado chileno

Smert, seguridad innovadora para el hotel

Deja tu comentario

Notas de tapa