Inicio
Actualidad
Sernac

Sernac: ¿Cuáles son las cláusulas abusivas en los contratos?

El Sernac, luego de 10 años de investigación, entregó la recopilación de más de mil cláusulas abusivas que perjudican a los consumidores.

El Servicio Nacional de Consumidor (Sernac) identificó un catálogo de más de mil cláusulas abusivas, entre las cuales se encuentran aquellas frases que las empresas incorporan en los contratos de adhesión, y que suelen dejar a los consumidores en desventaja.

Las cláusulas abusivas son impuestas por las empresas y los consumidores tienen poco o nulo poder negociador, por lo que resultan especialmente perjudiciales para ellos. “En términos generales, se trata de estipulaciones van en contra de la buena fe y producen un grave desequilibrio en los derechos y obligaciones que derivan del contrato”, dijeron desde el Servicio.

Además, el Sernac indicó que está trabajando en el primer Buscador de Cláusulas Abusivas que permitirá a los consumidores identificarlas de manera online.

“Las cláusulas abusivas suelen ser situaciones escondidas en los reclamos que no siempre el Servicio puede detectar, pues las quejas se reciben respecto a las consecuencias de las mismas, como un cobro indebido, pero no del contrato mismo”, expresaron desde el Servicio.

Según una encuesta del Sernac, un 35% de los consumidores no sabe lo que es una cláusula abusiva, y un 54% admite que no sabría cómo identificarla en un contrato.

¿Cuáles son los tipos de cláusulas abusivas?

Entre las cláusulas que identificó el Sernac, se encuentran aquellas que:

  • Cláusulas que permiten el cambio, suspensión o término unilateral del contrato. Por ejemplo, que la empresa puede terminarlo en cualquier momento y razón.
  • Cláusulas que establecen renuncia anticipada de derechos. Por ejemplo, que el simple atraso en el pago de una cuota, le impedirá al consumidor el ejercicio de sus derechos. O condicionar el cambio de un producto a que esté el embalaje original y en perfectas condiciones.
  • Cláusulas que establecen limitaciones de responsabilidad. Por ejemplo, que la empresa no se hará cargo de ningún daño o perjuicio ante un problema.
  • Cláusulas que afectan el derecho a la información. Por ejemplo, aquellas cláusulas que indican que el consumidor acepta expresamente algo, como cargos o cobros, sin ser informado adecuadamente de ello.
  • Cláusulas relativas al mandato. Por ejemplo, cláusulas que establecen mandatos amplios, donde la empresa puede tomar decisiones por el consumidor.
  • Cláusulas sobre tratamiento de datos personales. Por ejemplo, que permite compartir los datos de los consumidores a terceros, sin su consentimiento.
  • Cláusulas contrarias a la buena fe. Por ejemplo, aquellas donde la empresa establece que puede cobrar, aunque no preste el servicio.

Ver también: Nuevo Pasaporte: ¿Cuánto cuesta y cómo obtenerlo?

Temas relacionados

Deja tu comentario